lunes, 21 de agosto de 2017 23:33
Sociedad

Negocian un acuerdo para rebajar las penas por la muerte de una joven en el Tibidabo

|

Las acusaciones particulares, la fiscalía y las defensas negocian un acuerdo para rebajar la petición de penas a los doce técnicos acusados de los delitos de homicidio imprudente y lesiones imprudentes por la muerte de una joven de 14 años y las heridas sufridas por otros tres menores de edad en la atracción 'Péndulo' del parque del Tibidabo en el verano de 2010.

Este lunes ha arrancado en la Ciudad de la Justicia de Barcelona el juicio por estos hechos con la primera sesión dedicada a resolver cuestiones previas.

Previamente, las diferentes partes han estado negociando un acuerdo para lograr una sentencia de conformidad que rebaje los tres años y medio de cárcel que reclama la fiscalía para la docena de acusados.

Según fuentes judiciales, las negociaciones todavía no han fructificado y continuarán el próximo viernes, ya que el juicio no se retoma hasta el 2 de febrero, cuando está previsto que empiece la declaración de los acusados.

Al inicio del juicio, la fiscalía y las acusaciones particulares han renunciado a la acción civil como consecuencia del acuerdo de indemnizaciones al que han llegado con los responsables civiles (las empresas, las aseguradoras y el Ayuntamiento de Barcelona).

El convenio prevé el pago de una indemnización conjunta de 1,8 millones de euros para las víctimas: alrededor de un millón de euros serán para la joven con heridas de mayor gravedad, unos 500.000 euros para los familiares de la chica fallecida y el resto para los otros dos heridos en el siniestro.

El accidente se produjo el 17 de julio de 2010, cuando la atracción 'El Péndulo' cedió y el fuste se desprendió completamente del suelo, cayendo toda la estructura, incluyendo la cabina en la que se encontraban los cuatro menores.

En su calificación previa al juicio, la Fiscalía sostiene que el siniestro se produjo por una "cadena de errores" y acusa de un delito de homicidio imprudente y de otros dos de lesiones imprudentes a Enrico F., Luciano B., José María G., Francisco Javier G., Carlos R., Antonio V., Francisco José C., José Antonio R., José María S., Jorge N., José María L. y Romualdo F.

La atracción, construida por la empresa italiana Fabri Group, permitía una caída libre de los pasajeros desde una altura de unos 38 metros llegando a alcanzar los 100 kilómetros por hora en 2,8 segundos, y la estructura estaba formada por una columna central fija y un brazo móvil con una cabina para cuatro pasajeros.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil