jueves, 19 de octubre de 2017 22:19
Economía

El Tribunal de Cuentas de Portugal respalda la cancelación del AVE Lisboa-Madrid

|

El Tribunal de Cuentas de Portugal (TdC) ha publicado un informe en el que apoya la decisión que el Ejecutivo de Pedro Passos Coelho tomó en 2012 al cancelar las obras ferroviarias entre Lisboa y Madrid por sus altos costes de inversión (11.600 millones de euros).

El informe indica que el rendimiento económico del AVE era del 5,9%, según un análisis del coste-beneficio, un 0,4% más que el recomendado por la Comisión Europea pero un margen escaso para hacer frente a posibles retrasos e imprevistos, según señala TdC.

Este mismo documento justifica la cancelación en la no concesión del tramo Lisboa-Poceirao y Poceirao-Caia, ambos en 2010, aunque contara con financiación de la Unión Europea (UE), debido a que el Estado luso no podía asumir la inversión al subir el coste de financiamiento un 21%.

En esta línea, el Gobierno luso debía hacer frente a un ajuste del presupuesto público a cambio del rescate de 78.000 millones de euros por parte de la UE y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

SE PREVEÍAN 56.033 PUESTOS DE TRABAJO EN 2025

El AVE hispano-luso generó unas expectativas de cara a 2025 de 56.033 nuevos puestos de trabajo permanentes y un aumento de la inversión privada de 125.884 millones de euros --el 81,2% del PIB del 2006 del país--.

Se calculaba que el trayecto sería de dos horas y 45 minutos con trenes comerciales de pasajeros --18,4 millones de pasajeros diarios, 2,9 millones de viajeros directos de Madrid a Lisboa previstos para este año 2015-- como de carga --1,1 millones de toneladas previstos para 2015--, con un total de siete estaciones intermediarias --Évora, Elvas/Badajoz, Mérida, Cáceres, Plasencia, Navalmoral y Talavera de la Reina--.

La iniciativa nunca llegó a tener una tarifa fijada, según comunicaba la Red Nacional de Alta Velocidad (RAVE) en septiembre de 2010.

HASTA 11,2 MILLONES EN CONTRATACIONES EXTERNAS

Además del coste en sí, el grueso del coste de contrataciones externas de la RAVE se destinaban a obras de líneas ferroviarias entre Lisboa-Oporto (19,7 millones de euros), mientras que la adjudicación de del tren Lisboa-Madrid supuso un total de 11,2 millones de euros.

Hay que tener en cuenta que, según indica el TdC, más del 71% del total de fondos del proyecto correspondían a socios públicos.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil