viernes, 20 de octubre de 2017 11:03
Opinión

MÁS PERDIDOS QUE CARRACUCA

Andres Madrid
Andres Madrid

La RAE no describe al personaje que tuvo una descripción en el año de gracia de 1853 en un opúsculo que lo presentaba "la persona que está perdida y sin remedio ni esperanza de ningún género".

La RAE no describe al personaje que tuvo una descripción en el año de gracia de 1853 en un opúsculo que lo presentaba "la persona que está perdida y sin remedio ni esperanza de ningún género".

El final de año ha quedado marcado por la tragedia en Shanghái donde las gentes congregadas se aplastaron las unas a las otras para recoger unos presuntos billetes de cien dólares arrojados por un bar como propaganda.

Repaso las fotos publicadas y contemplo el terror de los allí congregados; los caídos en el tumulto y las buenas gentes que se afanan en socorrer a las víctimas realizando ejercicios de reanimación. En una de las imágenes se puede ver a un imbécil, armado del correspondiente telefonito, sacando fotos de la tragedia.

No intenta ayudar; no se le pasa por la cabeza socorrer a nadie; su rostro presenta una cierta delectación con las imágenes que obtiene y que van a convertirlo en "tredintopic" de ese en la red. Voy a ser ?dice su gesto- el más visto en el mundo y alcanzaré la fama y la gloria.

Este cabrón, no se me ocurre otro nombre, pertenece a esa "nueva cultura" de las redes sociales en la que nos estamos instalando.

Pierdo la esperanza en esta humanidad plagada de analfabetos funcionales que, armados con un aparatito, se afanan en llegar a la cima revolcándose en el dolor ajeno y colgando las imágenes. Son legión. Estamos más perdidos que Carracuca.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil