jueves, 24 de agosto de 2017 05:19
Opinión

Ya estamos en el 2015 ¿ y qué?

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Atrás queda el 2014, un año intenso en lo político y dramático en lo social. Miles de familias han sido desahuciadas de sus casas, sin tener un techo alternativo que les cobije

Atrás queda el 2014, un año intenso en lo político y dramático en lo social. Miles de familias han sido desahuciadas de sus casas, sin tener un techo alternativo que les cobije. Otros, gracias a la valentía y el coraje de sus vecinos, amigos y desconocidos siguen viviendo en ellas. Pero a lo largo de estos 365 días, la lucha no ha dejado paso a la tranquilidad de los más necesitados. Los ricos se han vuelto más ricos, los pobres más pobres y la clase media, prácticamente ,ha desaparecido. Los que debieran dar ejemplo con su comportamientos, no lo hacen, pero aplican aquello de " haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago". Pura hipocresía y mal ejemplo. Los casos de corrupción siguen ahí, sin que nadie de verdad, no de boquilla, haga nada. A algunos de los "ilustres" corruptos los vemos sentados en los escaños, pocos pisan la cárcel, a no ser que algún juez honesto u otro rebotado con sus superiores le meta mano al tema. Como decía Joan Baez " Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella".

Tenemos un país donde los gobernantes, se preocupan más de las "consultas" que de sus ciudadanos, sobretodo de los más vulnerables; los niños y los ancianos .El Papa Francisco dice que "Los niños y los ancianos construyen el futuro de los pueblos. Los niños porque llevarán adelante la historia, los ancianos porque transmiten la experiencia y la sabiduría de su vida. Esta relación, este diálogo entre las generaciones, es un tesoro que tenemos que preservar y alimentar". Esto no está ocurriendo, no les preocupa al gobierno, solo hay que volver a escuchar los diversos discursos de nuestros dirigentes estas fiestas . Nos encontramos ante un país dividió, y alguien dijo que un país dividido solo lleva a la muerte de este. Las aspiraciones del president Mas de encabezar una candidatura unitaria, no es lo prioritario ahora; la gente, sus problemas, y dar respuesta a esto debería ser la prioridad número uno del gobernante, lo demás es sencillamente ocultar la incapacidad para solucionarlos. Las mentiras, el engaño y la falta de transparencia se paga muy caro a corto y medio plazo.

A este nuevo año le pedimos más sentido común y honradez para nuestros gobernantes y que la salud, el trabajo y la solidaridad nos acompañe a todos en un año que también nos va a tener muy entretenidos.

Carmen P. Flores

Directora

www.catalunyapress.cat

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil