sábado, 16 de diciembre de 2017 17:58
Sociedad

Dimite la ministra de Sanidad Ana Mato tras hablar con Rajoy por su implicación en el caso Gürtel

|

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha dimitido este miércoles apenas unas horas después de que el juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz la haya citado como "partícipe a título lucrativo" en el caso Gürtel.

Mato ha presentado esta tarde su dimisión tras conversar con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Palacio de la Moncloa, y trasladó al jefe del Ejecutivo que dimitía para no perjudicar al Gobierno.

Una dimisión que llega justo el día antes que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defienda personalmente en el Pleno del Congreso el plan de regeneración democrática que anunció en febrero de 2013 para mejorar la lucha contra la corrupción, una batería de iniciativas con las que el Ejecutivo quiere frenar la creciente desafección ciudadana que recogen las encuestas y recuperar el pulso político.

De hecho, este debate justamente se ha complicado para Rajoy después de que el juez Pablo Ruz haya propuesto juzgar a la ministra de Sanidad, Ana Mato, por haber disfrutado y haberse beneficiado de servicios turísticos y regalos sufragados por la trama Gürtel. Además, en su auto el juez da el paso para sentar en el banquillo a 43 personas, entre las que se encuentran los extesoreros del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas, Álvaro Lapuerta y Ángel Sanchís.

Ya el PSOE este miércoles ha cargado duramente contra el PP subrayando que esta formación durante todos estos años ha sido inseparable de Gürtel y ha recalcado que su ministra se ha "beneficiado de las actividades ilegales de la trama". De hecho, ya habían emplazado a Rajoy a destituir a Mato si quiere tener "un poquito de credibilidad".

Las críticas también habían llegado desde otros partidos de oposición. Tanto IU como UPyD han coincidido en que Rajoy no debería de acudir al debate del Congreso con la ministra sentada en el banco azul.

LAS LEYES QUE DESGRANARÁ RAJOY


Formalmente, el debate de mañana se centra en los dos proyectos de ley que registró el Gobierno el pasado mes de febrero y que hasta ahora no se quieren reactivar para aprobarlos en el Congreso antes de fin de año. Se trata de la Ley de control de la actividad económico-financiero de los partidos (que cambiar normas como las de Financiación y del Tribunal de Cuentas) y la relativa al ejercicio del Alto Cargo en la Administración General del Estado.

Esas leyes recogen novedades como que los partidos no podrán recibir donaciones de empresas y estará prohibido que los bancos condonen la deuda a las formaciones políticas. Además, los altos cargos deberán explicar su patrimonio antes y después de su paso por la política.

Lo extraordinario es que estas leyes, en vez de ser defendidas por un ministro, serán presentadas ante el Congreso por el propio presidente del Gobierno, dando así respuesta a las exigencias de la oposición de celebrar un debate moniográfico sobre la lucha contra la corrupción.

Rajoy seguirá fiel al guión en el que ha venido trabajando. Así, desgranará las principales medidas anticorrupción de estos proyectos y también desgranará otras iniciativas anticorrupción como el control parlamentario del indulto o la mejora de la iniciativa legislativa popular, tal y como anunció el propio presidente del Gobierno hace dos semanas en Cáceres, durante un acto del PP sobre buen gobierno.

También avanzó entonces que el Gobierno implantará mecanismos que permitan recuperar las cantidades defraudadas en los casos de corrupción, así como la posibilidad de suspender automáticamente a todo cargo público hasta que se haga juicio oral.

VARIAS ENMIENDAS DE TOTALIDAD

Durante el debate parlamentario, el Gobierno se tendrá que enfrentar a las enmiendas de totalidad que han presentado a esos dos proyectos de ley los grupos de PSOE, Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD y el BNG.

Después de varios meses de negociaciones entre Gobierno y oposición para alcanzar un consenso en torno a ambas leyes, los socialistas decidieron romper las conversaciones tras conocerse la imputación del exsecretario general del PP Ángel Acebes en el 'caso Bárcenas' y destaparse la 'Operación Púnica'.

De hecho, los socialistas han presentado enmienda con texto alternativo con su propia batería de propuestas anticorrupción. Pedro Sánchez, concede una gran importancia a este debate que lleva días preparando.

Para terminar de perfilar su intervención, que tendrá un carácter "propositivo", Sánchez ha aplazado un acto que tenía este miércoles en Salamanca, según han informado a Europa Press fuentes socialistas

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil