martes, 22 de agosto de 2017 01:51
Economía

La UE cifra en hasta 41.900 millones el coste de contaminación industrial en España entre 2008 y 2012

|

En el conjunto de la UE, el coste estimado en el mismo periodo se sitúa entre 329.000 millones y un billón de euros, dependiendo del método utilizado.

Sólo en 2012, la contaminación atmosférica y los gases de efecto invernadero de la industria costaron a Europa entre 59.000 y 189.000 millones de euros. La estimación más alta equivale aproximadamente al PIB de Finlandia o a la mitad del PIB de Polonia. La mitad de estos daños fueron causados por sólo el 1% de las plantas industriales más contaminantes.


En términos absolutos, los Estados miembros donde la contaminación industrial provoca unos costes más altos son Alemania (entre 56.600 y 124.600 millones entre 2008 y 2012), Polonia (entre 43.400 y 105.000 millones), Reino Unido (entre 40.000 y 93.000 millones), Francia (entre 26.400 y 63.300), Italia (entre 25.700 y 61.000) y Rumanía (entre 23.400 y 63.800). A continuación se sitúa España.


Pero en relación con el PIB, los países con mayores costes provocados por las emisiones de plantas industriales son Bulgaria, Rumanía, Estonia, Polonia, República Checa, Eslovaquia, Lituania, Eslovenia, Hungría o Grecia. En este ranking, España ocupa la decimoctava posición entre los 28 Estados miembros.


El informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente evalúa toda una serie de impactos dañinos provocados por la contaminación atmosférica, incluyendo las muertes prematuras, los costes hospitalarios, los días de trabajo perdidos, los problemas de salud, el daño a los edificios o la reducción de las cosechas agrícolas.


Entre las 30 plantas industriales que generan más daños en toda la UE, ninguna de las cuales está en España, 26 se dedican a la producción eléctrica y en su mayoría funcionan con carbón y lignito. Ocho están en Alemania, seis en Polonia, cuatro en Rumanía, tres en Bulgaria y Reino Unido, dos en Grecia y el resto en República Checa, Estonia, Italia y Eslovaquia. "Aunque todos nos beneficiamos de la industria y la generación eléctrica, este análisis muestra que las tecnologías utilizadas por estas plantas imponen costes ocultos a nuestra salud y el medio ambiente", ha alertado el director ejecutivo de la Agencia, Hans Bruyninckx, en un comunicado.


El informe admite no obstante que los costes han caído en los últimos años debido a la reducción de emisiones de las instalaciones industriales. Ello se debe a la legislación medioambiental de la UE pero también a la reducción de actividad por la crisis económica, según apunta la Agencia.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil