lunes, 23 de octubre de 2017 08:00
Opinión

CCOO, 50 años construyendo presentes y futuros

Joan Carles Gallego
Joan Carles Gallego
Secretario general de CCOO de Cataluña

CCOO de Cataluña hace 50 años que circula y quiere seguir haciendo vía. Por eso es necesario que la conducción colectiva, atienda el retrovisor y escuche el motor, ya que los caminos atravesados, el estado del firme y el ruido del motor son claves para saber dónde estamos, y hay, además, conocer y entender lo que se vislumbra, prepararnos para esquivar con cuidado los obstáculos que nos encontramos y alcanzar las nuevas metas.

CCOO de Cataluña hace 50 años que circula y quiere seguir haciendo vía. Por eso es necesario que la conducción colectiva, atienda el retrovisor y escuche el motor, ya que los caminos atravesados, el estado del firme y el ruido del motor son claves para saber dónde estamos, y hay, además, conocer y entender lo que se vislumbra, prepararnos para esquivar con cuidado los obstáculos que nos encontramos y alcanzar las nuevas metas. Los retos que hay que superar son diversos, diferentes a los que hemos encontrado hasta ahora. Se apunta un camino largo y duro, pero esperanzador. Habrá que hacer una buena puesta a punto, revisar y adecuar el motor y los amortiguadores, velar por la batería y llenar el depósito, para seguir siendo autónomos e independientes para seguir en el camino elegido. Trabajadores y trabajadoras que se autoorganizan en sus centros de trabajo y se coordinan y se estructuran en el sindicato, hombres y mujeres comprometidos y dedicados que asumen responsabilidades, son la garantía para hacer camino hacia la dignidad laboral, el bienestar y la cohesión social, y la igualdad.

Hace 50 años, el 20 de noviembre de 1964, 300 enlaces sindicales y trabajadores de diferentes empresas y sectores reunidos en asamblea constituyeron el espacio de origen de la coordinación y la organización sindical que, más adelante, llevaría a la creación de la Comisión Obrera Nacional de Cataluña, Comisiones Obreras de Cataluña, que hoy es la primera organización sindical y social del país, en afiliación y representatividad. Hombres y mujeres, en representación de los compañeros de sus centros de trabajo, hicieron un acto valiente, necesario y inteligente. Había valentía en la negra noche del franquismo para autoorganizarse y reclamar derechos, se exponían a la detención, la tortura, la cárcel y, incluso, la muerte. Era necesario construir propuestas colectivas y unificadoras, como pone de manifiesto la plataforma aprobada aquel 1964, que reivindicaba: un salario mínimo de 200 pesetas, escala salarial móvil para garantizar el poder adquisitivo, libertad sindical y derecho de huelga. Desde la conciencia de clase, que consideraba injusta la sumisión laboral, y el compromiso político, que reclamaba libertad y derechos de ciudadanía para trabajar y vivir con derechos, tuvieron la inteligencia de retomar el hilo histórico de la tradición del movimiento obrero catalán que el franquismo quiso aniquilar, y decidieron promover la autoorganización y la coordinación de luchas para construir el embrión de un sindicato. Así nace CCOO, como producto de las diversas raíces del movimiento sindical, anarquista, socialista, comunista, cristiano, celoso de la autonomía y la independencia, de carácter sociopolítico para conjugar la lucha por los derechos laborales y sociales y por las libertades políticas. Un sindicato de clase y confederal, que agrupa a trabajadores y trabajadoras de todos los sectores, profesiones y categorías, y nacional, que se arraiga en una realidad económica, social, cultural y política determinada donde actúa y donde reclama respuestas. Un sindicato de masas y reivindicativo, unitario y democrático, autónomo e independiente, de hombres y mujeres, de la diversidad e integrador.

Un sindicato nace, se arraiga y crece, si los trabajadores consideran que es un instrumento útil que organizarse para defender intereses, hacer avanzar derechos, instaurar equilibrios y promover la igualdad. Estos últimos 50 años de la historia de Cataluña y de la vida de los catalanes y catalanas, se deben explicar también refiriéndose a la contribución de CCOO de Cataluña en el avance de las condiciones de trabajo y de vida y el avance en derechos nacionales y sociales. CCOO ha sido un elemento clave de integración social y nacional de la clase trabajadora, desde el compromiso para derribar los muros de confrontación en función de orígenes y situaciones sociales y laborales, desde la apuesta por normalizar y consolidar el uso de la lengua propia, desde la promoción de un marco catalán de relaciones sociales y laborales que llenen de contenido social la demanda de mayor autogobierno.

Hoy, 50 años después de su nacimiento, CCOO seguimos en el camino hacia un futuro de dignidad, derechos y bienestar, pero los poderes económicos y los actuales gobernantes en Cataluña, España y Europa, quieren retrotraernos a un mercado de trabajo desregulado, sin derechos y tutelas laborales, con sindicatos dóciles y serviles sin capacidad de intervención y negociación. Tenemos ante nuevos e importantes retos: cambios en el mercado de trabajo y en la composición de la clase trabajadora; nuevos marcos legales restrictivos de derechos; un importante desarrollo de las fuerzas productivas y el papel motor del conocimiento y las TIC, con la eclosión de la robótica; la transnacionalización de la actividad productiva y de la cadena de valor, y el predominio del capitalismo financiero dirigiendo la globalización. Un proceso enmarcado en un contexto histórico de hegemonía cultural, ideológica y política del neoliberalismo y sometidos a una profunda crisis política y de las instituciones que hasta ahora han articulado la sociedad y la democracia.

Para seguir avanzando, CCOO de Cataluña estamos transformando las estructuras de funcionamiento y renovando la propuesta y la práctica sindicales, porque queremos seguir siendo útiles a nuestra función social, fuertes construyendo presentes y futuros. La organización del sindicato debe tener muy en cuenta cómo se organiza el trabajo y el proceso productivo. Y por eso hay formas más flexibles y cooperativas y capacidad de actuar en toda la cadena de producción. Nos hemos de organizar para la acción y la negociación en espacios de trabajo multisectoriales e incorporar nuevos contenidos a la negociación colectiva -en relación con la fractura generacional, el papel del conocimiento y la formación permanente, a la aportación a la innovación, en relación con la sostenibilidad, etc.- y articularla en diferentes niveles -sector, subsector, espacios multisectoriales, grupos de empresa, empresa...-. Hay que introducir elementos de transversalidad en la acción sindical para articular la relación entre igualdad y diversidad, la democracia en la empresa, los derechos personales en el trabajo. Agrupar y organizar a los trabajadores y trabajadoras de pyme, de microempresas, autónomos dependientes, los trabajadores y trabajadoras de los sectores de la economía social. Debemos apostar por espacios de contratación en Europa y en el mundo y por eso hay la articulación del movimiento sindical europeo y mundial en la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y en la Confederación Sindical Internacional (CSI), acelerando la construcción de un sindicalismo global útil, con capacidad de movilización y negociación en el ámbito supranacional y haciendo jugar un papel en los comités de empresa europeos y mundiales. Un sindicato transparente, abierto y participativo, que incorpore la potencialidad de las redes para informar y escuchar, organizar, actuar, decidir e influir.

Retos importantes, sin duda, que debemos abordar en el día a día, organizando y movilizando las personas, con trabajo o en situación de desempleo, estables o precarias, para hacer frente a las actuales políticas, con propuestas, conquistando espacios de negociación y diálogo, y construyendo acuerdos que den respuestas concretas a los problemas concretos de la gente trabajadora. Esta es la tarea de la utopía cotidiana del sindicalismo.

Joan Carles Gallego
Secretario general de CCOO de Cataluña

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil