miércoles, 18 de octubre de 2017 00:23
Economía

La Generalitat asfixia financieramente a las residencias de ancianos y a farmacias al no pagar los 270 millones de euros que les debe 

|

Poco se habla de la gestión de la Generalitat catalana, quien a día de hoy aún no ha pagado a las residencias de ancianos y a las farmacias de la comunidad la friolera cantidad de 270 millones de euros porque debe destinar el dinero de las arcas públicas a pagar sus vencimientos de deuda, según recoge este viernes Vozpópuli.

Los problemas de liquidez de la Generalitat son de tal calibre que el pasado octubre el departamento de Bienestar Social y Familia de Cataluña comunicó a las entidades sociales que prorrogará hasta final de año el impago del 25% de las facturas de sus conciertos, lo que equivale a 12 millones de los 50 que debe pagar. Se aplicarán criterios de proporcionalidad, de modo que todas las entidades cobren al menos un 75% de sus facturas del último cuatrimestre de este año. De esta manera, la conselleria no podrá satisfacer el cien por cien del importe mensual de los conciertos del Instituto Catalán de Asistencia y Servicios Sociales (ICASS) y de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (DGAIA). Es decir, las afectadas son las residencias de ancianos y los centros de menores. El anuncio fue acogido otra vez de muy mala gana por parte de las entidades sociales, que, según arguyen, llevan "años trabajando con dificultades económicas".

Según este mismo medio, también trascendió que el Govern catalán no había pagado los 101,2 millones de euros que las farmacias catalanas deberían haber cobrado por los productos dispensados a los ciudadanos. Una cantidad que se sumaba a los 119,7 que tampoco abonó en septiembre. Así, la deuda total con el sector ascendía ya a 220,9 millones, sin que haya trascendido todavía si en noviembre el Ejecutivo ha cumplido con sus compromisos. Fue el propio Consejo de Colegios de Farmacéuticos de Cataluña el que denunció, en un comunicado, que la situación "se agrava cuando, actualmente, la Administración todavía no ha trasladado el calendario de pagos que se continúa pidiendo desde el sector". Que la Generalitat acumule al menos dos meses de retraso en el pago de los medicamentos y no aclare el escenario hasta final de año "deja a la farmacia en un punto total de incertidumbre y angustia", se lamentaron los boticarios catalanes.

La razón que esgrime la Generalitat para no pagar los medicamentos es que tiene "problemas de tesorería". Según diversas fuentes, el problema es que la Administración catalana se ve obligada a dar prevalencia al pago de sus vencimientos de deuda. No puede perderse de vista, en este sentido, que según los datos publicados por el Banco de España correspondientes al segundo trimestre de 2014 y recogidos por varios medios en su momento, Cataluña acumula una deuda de 61.836 millones de euros, un 32,1% de su PIB. De hecho, en 2015 los presupuestos generales del Estado volverán a ser generosos con la Generalitat, según los cálculos que maneja el Ejecutivo del PP. Al tratarse de una comunidad sujeta al Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), tendrá una inyección extra de liquidez de 1.700 millones de euros, gracias a la decisión del Ministerio de Hacienda de retrasar el pago de la deuda que éste y otros territorios tienen contraída con el Estado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil