viernes, 15 de diciembre de 2017 17:02
Sociedad

Comienza el traslado de los restos de la Duquesa de Alba entre flores y aplausos

|

Los restos mortales de la aristócrata Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, XVIII duquesa de Alba, XI duquesa de Berwick y catorce veces Grande de España, están siendo trasladados desde su residencia sevillana en el Palacio de las Dueñas hasta el Ayuntamiento de Sevilla, donde se ha colocado la capilla ardiente.

Así, alrededor de las 13,30 horas ha salido el coche fúnebre del Palacio de las Dueñas, seguido de una comitiva de varios vehículos de alta gama, a cuyas puertas se han congregado alrededor de 300 personas --entre ellas numerosos periodistas--, que han arrojado flores al vehículo entre aplausos y palabras de halago a la Duquesa.

A su llegada a la Casa Consistorial, el féretro será traslado al Salón Colón, la principal sala del Ayuntamiento, donde se ha instalado la capilla ardiente y que ha sido engalanado con imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias Coronada y otros elementos representantivos de la Hermandad de los Gitanos.

La aristócrata ha muerto este jueves en el Palacio de las Dueñas, a los 88 años de edad, rodeada de su actual marido Alfonso Díez y sus seis hijos. Fue trasladada "por expreso deseo de la paciente y de sus familiares" a su domicilio sevillano desde el Hospital Quirón Sagrado Corazón de la capital andaluza, donde la Duquesa fue ingresada el pasado domingo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en situación de insuficiencia respiratoria secundaria a neumonía de la comunidad, asociada con arritmia cardiaca y repercusión hemodinámica.

Una vez en Dueñas y hasta su fallecimiento, Cayetana Fitz-James Stuart recibió atención médica por parte del equipo de profesionales que la ha atendido durante su permanencia en el Hospital Quirón Sagrado Corazón, así como por el equipo de médicos y de enfermería que venían atendiéndola hasta su ingreso.

María del Rosario Cayetana Alfonsa Victoria Eugenia Francisca Fitz-James Stuart y de Silva nació en el Palacio de Liria en Madrid el 28 de marzo de 1926 y, al estallar la Guerra Civil, se exilió en Londres junto a su familia. Sin embargo, no pudo evitar la sombra de la contienda y, tres años después, vivió el estallido de la II Guerra Mundial y sus posteriores efectos sobre Gran Bretaña.

De vuelta a España, y siguiendo el consejo de su padre, se casó en primeras nupcias con el aristócrata Pedro Luis Martínez de Irujo y Artazcoz, hijo de los duques de Sotomayor. El enlace, que tuvo gran repercusión social, se celebró en Sevilla el 12 de octubre de 1947.

Tras la muerte de su padre Jacobo Fitz-James, en 1953, Cayetana heredó el Ducado. De su matrimonio con su primer marido, nacieron seis hijos: Carlos, duque de Huéscar; Alfonso, duque de Aliaga; Jacobo, conde de Siruela; Fernando, marqués de San Vicente del Barco; Cayetano, conde de Salvatierra; y Eugenia, duquesa de Montoro.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil