martes, 12 de diciembre de 2017 13:01
Sociedad

La Duquesa de Alba será incinerada y reposará en el templo de los Gitanos

|

La Hermandad Sacramental de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias Coronada ha transmitido sus condolencias por el fallecimiento de la aristócrata Cayetana Fitz-James Stuart y Silva, XVIII duquesa de Alba, XI duquesa de Berwick y catorce veces Grande de España, y ha anunciado que, por expreso deseo de la familia, sus cenizas reposarán en el Santuario de la Hermandad.

Según informa en un comunicado, la Duquesa de Alba, hermana de los Gitanos, reposará en una de las capillas laterales del templo, en el lugar designado de común acuerdo entre la Junta de Gobierno y la Casa de Alba, "previo consentimiento de la autoridad eclesiástica tramitado en fechas recientes por el cabildo de oficiales de la corporación. "Se da cumplimiento de esta forma a la voluntad manifestada en reiteradas ocasiones por nuestra querida hermana, de descansar eternamente a los pies de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias Coronada, en el Santuario que gracias a su ayuda pudo reconstruirse, reabrirse al culto y ponerse al servicio de nuestra Hermandad y la Iglesia de Sevilla", recalca.

Desde la directiva de la corporación se traslada el "profundo pesar" en todos los hermanos, en nombre de los cuales el Hermano Mayor y la Junta de Gobierno han trasladado a su familia "su más sincero, emotivo y sentido pésame".

"Hermana, camarera de honor de María Santísima de las Angustias Coronada, medalla de oro de la Hermandad y gran benefactora de la misma, su vinculación con la Hermandad se remonta a finales de los años 50", explica, detallando que, ya en aquella época, cedía a esa corporación, que por aquel entonces no disponía de Casa de Hermandad, dependencias del Palacio de Dueñas para que almacenara los pasos de salida y otros enseres.

Tras calificarla como "fervorosa devota" de las imágenes de los Gitanos, recuerda que cuenta entre su ajuar con una manto de salida donado por ella con el escudo de la Casa de Alba, su apoyo material y económico ha resultado de crucial importancia para lograr la reconstrucción de la antigua Iglesia del Valle, actual Santuario y sede canónica de nuestra Hermandad. "Descanse en paz nuestra querida Doña Cayetana, Duquesa de Alba, quien estará por siempre en el recuerdo y la historia de la Hermandad de los Gitanos", concluye.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil