jueves, 19 de octubre de 2017 20:16
Politica

El Síndic de Greuges detecta "carencias" en las políticas de infancia

|

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha detectado carencias en las políticas públicas destinadas a la infancia en las que, pese a los avances en las últimas décadas, ve "lagunas, déficits y retos por cubrir" en los derechos de los niños, cuando se cumple el 25 aniversario de la Convención de Naciones Unidas.

El 'Informe sobre los derechos de los niños', entregado este miércoles a la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, repasa y propone recomendaciones a "carencias" como la falta de una escucha efectiva de los menores; la inadecuación de los recursos del sistema de protección con un déficit estructural de familias acogedoras; la poca visibilidad de los malos tratos, y déficits en la inclusión de discapacitados. También observa carencias en la garantía del derecho a la salud mental; la pobreza infantil y la necesidad de una renta garantizada para combatirla; los déficits en políticas de acompañamiento familiar; la falta de equidad en el sistema educativo; la escolarización desequilibrada del alumnado, y las desigualdades en el acceso al ocio educativo.


Ribó ha expresado que "una parte del problema" comienza con la menor inversión en políticas familiares de Catalunya y España respecto al resto de Europa, y ha remarcado que existe una mayor concienciación de las problemáticas infantiles pero también la percepción de una falta de recursos.


Un aspecto en el que ha hecho especial incidencia es en el, según él, necesario fomento de las familias de acogida y la acogida profesional, así como también en la segregación escolar que se produce en determinados centros que "tendría que preocupar a todos" ya que si bien no aumenta tampoco disminuye.


La adjunta del Síndic en materia de infancia y adolescencia, Maria Jesús Larios, ha lamentado que se esté en una situación de "estancamiento", aunque se hayan producido mejoras como es el caso del aumento de las becas comedor, un aspecto alimentario en el que las administraciones han puesto el acento, no hay mejoras en todos los ámbitos. Ha citado como ámbitos de mejora la pobreza energética que afecta a los niños y el acceso a sus necesidades en salud mental, a las que en ocasiones la red pública no llega por la "saturación" del sistema, lo que provoca listas de espera o que la atención no sea la deseable.


El asesor del Síndic del área de infancia, Bernat Albaigés, ha afirmado que un elemento transversal que aparece en los retos a cubrir es que "el origen social condiciona todavía" las oportunidades de los niños, por lo que ha abogado por reforzar las políticas públicas para neutralizar ese condicionante.


RMI


Larios ha subrayado que lo más eficaz para combatir la pobreza infantil es que las familias tengan rentas suficientes para garantizar sus necesidades, pero ha lamentado que la renta mínima de inserción (RMI) no llega a todas las que se encuentran en situación de pobreza.


Ribó ha afirmado que quizás la RMI no está en las consellerias adecuadas, y ha lamentado que se lleva años hablando de una reforma, pero que no se sabe "cómo y cuándo será".


El Síndic la ve un instrumento básico para luchar contra la exclusión social, ha considerado importante adecuarla --no solo ordenar la gestión sino "cambiar la concepción"--, y ha recordado que siempre ha defendido que si hay un niño en situación de riesgo esto fuera un factor obvio para otorgarla.


Del total de quejas que recibió el Síndic en 2013, 9.024, un total de 2.189 fueron por temas relacionados con la infancia.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil