martes, 24 de octubre de 2017 04:14
Sociedad

Un 27% de los menores de 16 años viven en situación de pobreza en Cataluña, 0,6% puntos más que el año anterior

|

Según los últimos datos de Idescat, un 27% de los menores de 16 años viven en situación de pobreza en Cataluña, 0,6% puntos más que el año anterior. Sin embargo, la tasa de pobreza disminuyó en los mayores de 65 años desde el 16,4% al 12,4%. El bienestar de los niños sigue sin ser una prioridad para la mayoría de los ciudadanos en comparación con otros grupos de población.

Combatir la pobreza y la exclusión social de la infancia es posible con políticas públicas fuertes que garanticen el bienestar de la infancia a corto y largo plazo. Es lo que propone la FEDAIA, la federación de entidades catalanas que trabajan con niños en situación de desamparo o riesgo de exclusión social, en el Día Universal de los Derechos del Niño que se celebra este jueves 20 de noviembre.

Cuando se cumple el 25 aniversario de la Convención de los Derechos del Niño, la FEDAIA quiere recordar que el bienestar de la infancia sigue sin ser una prioridad a pesar de las altas tasas de pobreza infantil que exhiben Cataluña y España. La prueba es que en ninguna encuesta aparece entre las principales preocupaciones de los ciudadanos a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, con el paro y los desahucios que paradójicamente afectan con más intensidad a los niños.

Según los datos dados a conocer a finales de octubre para Idescat, un 27,3% de los menores de 16 años en Cataluña vive en situación de pobreza o está en riesgo de caer en ella, 0,6 puntos más que el año anterior . En este mismo periodo, la tasa de pobreza entre la población de más de 65 años disminuyó desde el 16,% al 12,4%.

A juicio de la FEDAIA, esta situación refleja que la crisis y la falta de prestaciones no está afectando por igual a todos los grupos de población y recuerda que en su informe sobre Pobreza Infantil en Cataluña, de mayo de 2012, ya se hacía notar la diferencia entre el impacto que las transferencias tienen sobre la disminución de la tasa de pobreza entre los niños y los mayores de 65 años. Mientras entre los primeros, las transferencias consiguen bajar la tasa de pobreza desde el 29% al 24%, en los segundos es desde un 83% al 27%.

"Estas cifras permiten deducir que el actual diseño de prestaciones concede una protección mucho menor a los niños que en el resto de la población, una situación que nosotros creemos que debería abordarse con urgencia", señala el presidente de la FEDAIA, Jaume Clupés. "El hecho de que en estos momentos la tasa de pobreza entre los mayores de 65 disminuye es una demostración de que es posible combatir la pobreza incluso en épocas de crisis. Es necesario convertir a la infancia en una prioridad de las políticas públicas y de la agenda política que no ha considerado que el bienestar de este colectivo sea una necesidad de primer orden ni en tiempos de crisis ni de prosperidad", añade Clupés.

La FEDAIA quiere recordar que mientras la media de países de la Unión Europea dedica un 2,2% de su PIB a políticas de infancia y familia, en Cataluña es del 0,9% y en España de 1,4% del PIB. Las cifras de pobreza infantil han sido excepcionalmente altas en Cataluña y en España en épocas de crisis pero también durante el período de prosperidad que se vivió en la última década.

La FEDAIA es la plataforma que agrupa en Cataluña el conjunto de entidades de infancia, jóvenes y familias en situación de riesgo social o desamparo. Nacida en 1996, está formada por 89 entidades que atienden a más de 100.000 niños y 35.000 familias a través de servicios en el ámbito de la acción social, la educación, la formación pre-laboral y la atención a las familias, como por ejemplo centros de acogida residencial y familiar, adopción, pisos asistidos, puntos de encuentro, residencias maternales, centros abiertos, servicios de terapia, UECs, PCPI, entre otros.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil