lunes, 18 de diciembre de 2017 09:44
Sociedad

Ser fumador pasivo de marihuana es igual de dañino para el corazón y los vasos sanguíneos que de tabaco

|

Respirar humo de la marihuana de segunda mano puede dañar el corazón y los vasos sanguíneos igual que lo hace el humo del cigarrillo de segunda mano, según revela un estudio preliminar presentado en las Sesiones Científicas de 2014 de la Asociación Americana del Corazón.

En el estudio, la función de los vasos sanguíneos en ratas de laboratorio se redujo un 70 por ciento después de 30 minutos de exposición al humo de la marihuana de segunda mano. Incluso cuando la marihuana no contenía tetrahidrocannabinol (THC), un compuesto de la marihuana que produce la intoxicación, la función de los vasos de la sangre todavía se veía afectada.

La disminución de la función de los vasos sanguíneos puede aumentar las probabilidades de desarrollar aterosclerosis y podría conducir a un ataque al corazón. La aterosclerosis es el proceso de la enfermedad que causa la acumulación de placa en las arterias que las estrecha y restringe el flujo de sangre.


"La mayoría de la gente sabe que el humo de cigarrillo de segunda mano es malo, pero muchos no se dan cuenta que el humo de la marihuana de segunda mano también puede ser perjudicial", afirma Matthew Springer, autor principal del estudio e investigador cardiovascular y profesor asociado de Medicina de la División de Cardiología en la Universidad de California, San Francisco, en Estados Unidos.


La marihuana y el humo del tabaco son química y físicamente iguales, al margen de sus ingredientes activos. La caída de la función de los vasos sanguíneos por culpa de la marihuana sin THC sugiere que el compuesto no es responsable del efecto. Del mismo modo, este estudio confirma que la nicotina del humo no interfiere en la función de los vasos sanguíneos. En el trabajo, los investigadores utilizaron una máquina para fumar tabaco modificada para exponer a ratas al humo de la marihuana y, gracias a una máquina de ultrasonido de alta resolución, se midió el funcionamiento de la principal arteria de la pierna. Los investigadores registraron la dilatación de los vasos sanguíneos antes de la exposición al humo y 10 y 40 minutos después de la exposición al humo.


También realizaron pruebas independientes con marihuana sin THC y aire limpio, lo que les premitió descubrir que no había diferencia en la función de los vasos sanguíneos cuando las ratas se expusieron a aire normal. En estudios previos de tabaco, la función de los vasos sanguíneos tiende a volver a la normalidad a los 30 minutos de exposición, pero en este análisis de la marihuana, la función de los vasos sanguíneos no volvió a la normalidad a los 40 minutos de la exposición. "Si usted está pasando el rato en una habitación donde la gente está fumando mucha marihuana, se le pueden estar dañando los vasos sanguíneos", advierte Springer. "No hay razón para pensar que el humo de la marihuana es mejor que el humo del tabaco. Evite los dos", aconseja.


El humo del tabaco de segunda mano causa cerca de 34.000 muertes prematuras por enfermedades del corazón cada año en Estados Unidos entre los no fumadores, según un informe de este año sobre las consecuencias del consumo de tabaco. Los autores de este trabajo creen que se necesita más investigación para determinar si el humo de la marihuana de segunda mano tiene otros efectos similares al humo de tabaco de segunda mano en los seres humanos.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil