martes, 22 de agosto de 2017 09:28
Cultura

Black Box: cine de domingo por la tarde en una noche de teatro

|

Gerard De Josep.- Black Box, la obra escrita por Marc Angelet y dirigida por Sílvia Navarro estrenada este jueves en el Jove Teatre Regina, empieza así: Un joven policía novato (Damià Capella), con una pistola en su mano, se encuentra iluminado en la esquina del escenario.

"Aunque digan lo contrario, solo puede haber una realidad, Laforge", le dice a alguien que nosotros no vemos, mirando al infinito. A pesar de este inicio, a Black Box le falta lo único que no quiere tener: profundidad.

Estamos en el año 2035. Un policía y una ex controladora de vuelo han sido destinados a investigar unos hechos que ocurrieron hace 50 años en una torre de control situada en el Triángulo de las Bermudas. Cuatro controladores en prácticas tuvieron en esa ocasión la oportunidad de cambiar el mundo.

Las actitudes, tonos y gestos de los actores se enmarcan dentro de la tradición hollywoodiense de las películas de acción. Piensen en Top Gun: chicles masticados de manera exagerada, frases épicas y una actitud canalla frente al mundo.

"¡Qué nadie se deje acojonar por esos pilotos! Son hombres, con un enorme cacharro y poco combustible para mantenerlo allí arriba", dice Jenny (Vicky Cahisa), la instructora de control. En mi opinión, Cahisa hace junto a Arnau Comas una de las mejores actuaciones del reparto, al llegar al punto donde lo terriblemente amanerado solamente roza el ridículo, pero acierta en el equilibrio.

Black Box es una comedia donde cinco actores jóvenes consiguen hacer que el público pase setenta y cinco minutos de puro divertimento. Cris Betancourt (Arnau Comas), un joven controlador aéreo que cree en todas las teorías conspiratorias, llega a gritar que "¡la verdad nos hará libres!". Pero no se dejen engañar, no asientan, que Black Box no ha dejado en ningún momento de reírse de todo.

Merecida ganadora del Projecte A.R.T. (Aparador de Recerca Teatral), en el que siete espectáculos competían para ganarse esta programación ante el jurado del público, la obra podrá verse hasta el 30 de noviembre en el Teatre Regina. La noche de este jueves solo quedó por limar la actuación de Aina Gomis, pero no dejen de ir a verla, que esto se pasa con un par de aplausos de más.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil