miércoles, 16 de agosto de 2017 15:10
Deportes

Un informe de la FIFA ve limpias las elecciones de Rusia 2018 y Qatar 2022

|

La Comisión de Ética de la FIFA ha considerado que no se produjo "ninguna violación o incumplimiento de las normas y reglamentos correspondientes" en los procesos de candidatura para los mundiales de 2018 y 2022, concedidos en diciembre de 2010 a Rusia y Catar, respectivamente. Así lo afirmó el presidente del órgano de decisión de la Comisión de Ética de la FIFA, el alemán Hans-Joachim Eckert, en un comunicado en el que da por cerrada la investigación sobre los procedimientos de candidaturas y adjudicación de dichos mundiales tras analizar el informe de 350 páginas que previamente elaboró el órgano de instrucción de la citada comisión.

En el mismo señala, no obstante, que el órgano de instrucción de la Comisión de Ética "tiene total independencia para iniciar procedimientos contra individuos concretos" y añade que "varios incidentes que pudieron haber ocurrido no comprometieron la integridad de los procesos de las candidaturas de los Mundiales 2018 y 2022". Tras la comunicación de Hans-Joachim Eckert, la FIFA afirmó "sentirse satisfecha por el hecho de que hasta cierto punto se ha llegado a una conclusión con el cierre del caso"y aseguró que "proseguirá con los preparativos de Rusia 2018 y Catar 2022, los cuales comenzaron ya hace tiempo". "A fin de alcanzar el cierre definitivo, la FIFA respaldará la labor de esta comisión independiente en cuanto a su disposición para tratar futuros casos contra oficiales según la información obtenida en la investigación", añadió también en un comunicado. En el mismo indicó que "tendrá en cuenta las recomendaciones hechas relativas a las mejoras en el proceso de candidatura de futuras copas mundiales, así como los comentarios del presidente del órgano de decisión acerca del proceso empleado para las ediciones 2018 y 2022, quien lo definió como "bien concebido, sólido y profesional".

Igualmente la FIFA recordó que en el futuro será su Congreso y no su Comité Ejecutivo el que decidirá la adjudicación de los mundiales y que examina posibles enmiendas para el proceso de candidatura del mundial 2026, además de "sopesar cuidadosamente y evaluar las recomendaciones de la Comisión de Ética". La Comisión de Ética afirma también que es imposible la publicación completa de su informe en cumplimiento de la obligación de confidencialidad a la que están sujetos sus integrantes.

La investigación de las candidaturas de los Mundiales 2018 y 2022 se inició después de la publicación de informaciones y de las acusaciones dirigidas a miembros de la FIFA sobre posibles casos de corrupción y sobornos en la elección de éstos, el 2 de diciembre de 2010 en Zúrich. Aquel día Rusia ganó la organización de 2018 en la segunda votación, después de que Inglaterra fuera eliminada en la primera y de superar al resto con 13 votos. La candidatura Ibérica de España y Portugal se llevó 7 y la conjunta de Holanda/Bélgica 2.

La elección de Catar 2022 necesitó cuatro votaciones. Tras las sucesivas eliminaciones de Australia, Japón y Corea del Sur, Catar logró 14 votos frente a 8 de Estados Unidos para hacerse con la organización. El posible escándalo, del que se empezó a hablar en el parlamento británico, marcó también meses después la reelección de Joseph Blatter como presidente de la FIFA para iniciar su cuarto mandato en 2011; provocó la inhabilitación de algunos de sus directivos y forzó a la FIFA a aprobar una serie de reformas para mejorar su transparencia en el Congreso celebrado en 2012.

Entre estos cambios, la FIFA quiso fortalecer su Comisión de Ética, formada desde entonces por un órgano de investigación e instrucción y otro de decisión. El de investigación, presidido por el exfiscal estadounidense Michael J. García, dio por finalizada su investigación el pasado 5 de septiembre y trasladó su informe de 350 páginas al órgano que preside Hans-Joachim Eckert, que se pronunció hoy. Para su investigación, que se prolongó durante un año, el órgano de instrucción entrevistó a más de 75 testigos y recopiló un registro que, además de grabaciones con los entrevistados, comprende más de 200.000 páginas sobre el caso.

"Los acontecimientos en cuestión fueron solamente de alcance muy limitado. En particular, los efectos de estos acontecimientos en el proceso de candidatura en su conjunto estuvieron lejos de alcanzar un umbral que requeriría volver al proceso de adjudicación, por no hablar de la reapertura de ella, una decisión que de todos modos no caería bajo la competencia del Comité de Etica de la FIFA. La valoración de los procesos de los Mundiales de 2018-2022 está por lo tanto cerrada por este comité", afirmó en su informe Michael Garcia, encargado de la investigación.

En el caso particular de la candidatura catarí, el informe subraya que "hubo ciertas indicaciones de potencial conducta problemática de individuos específicos a la luz de las reglas éticas de FIFA", pero que estas no comprometieron la elección. Además, la relación entre Mohamed Bin Hammam, expresidente de la Confederación Asiática (CAF) y sancionado de por vida por la FIFA, y la candidatura fue "distante en relación a la de otros miembros del Comité Ejecutivo de países candidatos".

El informe puntualiza que podría no encontrarse ninguna prueba de mala conducta conectada al proyecto de Rusia, aunque añade que no todas las grabaciones han estado disponibles para la investigación, recalcando que hizo "únicamente una cantidad limitada de documentos disponibles para su revisión, lo que fue explicado por el hecho de que los ordenadores usados en el momento habían sido alquilados y devueltos a su propietario" tras la elección. "El propietario ha confirmado que los ordenadores fueron destruidos", añade.

Aunque no se citan nombres, sí advierte que los miembros veteranos del Comité Ejecutivo había resistido los esfuerzos "para mantener los mismos esfuerzos para los equipos de candidatura" y que dos de los "más veteranos miembros" de este comité "desafiaron la independencia y autoridad de este Comité Etico. "La línea entre la conducta de un equipo de candidatura y una conducta impropia es muy fina. Desde el punto de vista del 'lobby', lo que debe ser considerada como impropia, por ejemplo, no está siempre claro. La percepción, por ejemplo, según la cual un voto debe haber sido 'comprado' si la anfitriona elegida no es la que generalmente ha sido considerada favorita (una posición bastante común en los medios), es mera especulación y está lejos de que cualquier cuerpo judicial como el Comité Etico esté permitido a aceptarlo como prueba", remarca en sus conclusiones.

Blatter, fuera de toda sospecha

En cambio, este comité advierte que "está bajo la obligación de recoger hechos reales, las cuales tienen que ser evaluadas por ambas Cámaras del Comité" y que estas pruebas deben ser "sustantivas" y apoyadas por "documentos oficiales". Igualmente, el informe afirma que "debe quedar claro" que el presidente Blatter "no violó" ninguna norma ética. "La única alegación concreta contra el presidente, relacionado con una cuenta supuestamente a su nombre en un banco de los Estados Unidos, fue demostrablemente falsa", agrega. "El señor Blatter ha implementado un número de reformas claves, incluyendo aquellas que han hecho posible esta investigación. El proceso de candidatura establecido por la FIFA fue para la mayor parte justo y completo, aunque las obligaciones del Comité Ejecutivo en ese proceso, incluyendo las de sus miembros para que cumplan los mismos requisitos de información impuestos a las candidaturas, deberían haber sido más explícitos", sentencia.

En cambio, el comité del organismo sí critica que las candidaturas de Inglaterra y Australia no obraron bien. Así, apunta que el proyecto inglés, rival ruso, tuvo "peticiones inapropiadas" del expresidente de la CONCACAF Jack Warner, lo que se puede considerar "una aparente violación" del proceso, mientras que en el oceánico, que pugnaba por 2022 como el caso de Catar, "hubo ciertas indicaciones de potencial conducta problemática de individuos específicos a la luz de las reglas éticas de FIFA".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil