lunes, 21 de agosto de 2017 17:36
Politica

El presidente de la Xunta cree que "no es esta una época de muros, sino de puentes"

|

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo (PP), ha considerado este lunes que la mayoría de catalanes no ha participado en lo que ha calificado de jornada festiva de participación apoyada por la política nacionalista porque creen que "no son los cauces".

En declaraciones a la prensa antes de ofrecer una conferencia en el Círculo de Economía, ha expuesto que no ha habido novedad porque las personas que querían la independencia han participado, mientras que a la mayoría de catalanes "no les ha interesado el proceso y ni se han molestado en participar".

Ha añadido que la votación de este domingo no ha servido en nada para resolver los problemas reales y que los resultados no han sido auditados ni ofrecen garantías, y que pese a ser una jornada paralegal, "con las leyes no se debe jugar" y los presidentes de las comunidades autónomas deben cumplir con la Constitución, como prometen al jurar el cargo.

"Yo y Artur Mas tenemos las mismas posibilidades de convocar un referendum, ninguna", ha aseverado, y ha añadido que una política sin ley está abocada a la arbitrariedad y al populismo.

Ha reprochado que, mientras las administraciones públicas exigen a los ciudadanos que cumplan la ley y paguen impuestos, los políticos catalanes independentistas han gastado los impuestos de los catalanes en incumplir las leyes: "Es lo que ha instado la Generalitat, y eso tiene mucho peligro".

Ha opinado que debería haberse hecho con un poco más de rigor, y aunque tomarse la votación de este domingo "como si no existiera o como si no tuviese ningún efecto" no es lo más acertado, la Generalitat también debe tener en cuenta a la mayoría que no ha participado.

Feijóo ha mostrado su respeto a los dos millones de personas que acudieron a la jornada participativa, y en su conferencia ha reconocido que en Catalunya hay sentimientos de cansancio, frustración e inquietud, pero ha defendido que la España constitucional es una obra de todos, incluidos los catalanes, y ha preguntado "¿por qué no intentar perfeccionarla entre todos?".

Ha argumentado que en Galicia se ha desarrollado un patriotismo inclusivo, y que nadie puede negar su lengua, su cultura y su idiosincrasia geográfica, pero prefieren el 'y' al 'o': "La autonomía es la herramienta que nos ha permitido pasar de sujetos pasivos a activos dueños de nuestro destino".

TENDER PUENTES

"No es esta una época de muros --en alusión al 25 aniversario también este domingo de la caída del muro de Berlín--, sino de puentes", ha ejemplificado, y ha abogado por la negociación para alcanzar un acuerdo entre todas las comunidades autónomas y el Gobierno central que solvente la falta de recursos actual que padecen los ejecutivos autonómicos.

La repasado que la crisis ha conllevado "años complejos, en buena parte perdidos, pero no deberían traducirse en un futuro arruinado", ya que, según su parecer, la independencia llevaría al colapso financiero de uno de los territorios más prósperos de España.

Ha hablado de grave riesgo económico, y de que los inversores internacionales preguntan y piden garantías porque constatan "la amenaza que representa para los catalanes un camino basado en prejuicios".

PREJUICIOS Y MEJORA DE LA FINANCIACIÓN

Feijóo ha aseverado que "hay prejuicios sobre el actual sistema de financiación", y ha recordado que fue pactado entre el Gobierno central del PSOE y la Generalitat tripartita.

"Antes había otro modelo en el que todas las autonomías habían dicho que sí. Con las cuentas del anterior modelo frente al actual, hay cuatro autonomías que han ganado: Madrid, Valencia, Catalunya y Baleares, por este orden, y prácticamente las demás hemos perdido todos", ha relatado.

Ha propuesto una reforma de la financiación acordada entre todos: "Claro que debemos hacer una reflexión sobre el sistema de financiación y la cobertura de los servicios públicos, y no solo sobre los ingresos sino sobre los gastos".

Ha reconocido falta de diálogo entre presidentes autonómicos --"las comunidades autónomas no hemos pactado pedir mejoras estructurales al Estado"-- pero ha añadido que todavía hay tiempo para ello.

Lo ha atribuido a que el problema de los servicios públicos todavía va a durar tiempo por la elevada deuda acumulada, ya que las comunidades autónomas están muy endeudadas, y Catalunya especialmente, y ha señalado que si él fuese el presidente de la Generalitat, buscaría un acuerdo, porque "las soluciones rupturistas los mercados no las van a comprar", ha remachado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil