sábado, 19 de agosto de 2017 02:01
Politica

La infanta Cristina sigue imputada por dos delitos fiscales 

|

La Audiencia de Palma, de forma unánime, ha decidido mantener la imputación de la infanta Cristina por cooperación en dos delitos fiscales en los ejercicios de 2007 y 2008 pero no por blanqueo de capitales. Doña Cristina de Borbón será juzgada junto a su marido Iñaki Urdangarin por el caso Nóos si no se le aplica la doctrina Botín, que le libraría de sentarse en el banquillo.

Esta jurisprudencia, elaborada por el Tribunal Supremo, dicta que un imputado no se sentará en el banquillo si sobre éste sólo recae una acusación popular, es decir, si no acusa la Fiscalía o los afectados directamente por el proceso (que se personan como acusación particular).

La Audiencia de Palma ha fallado que hay suficientes indicios sobre la actuación de la hermana del rey Felipe VI para mantener parte de la imputación en el proceso judicial por el que estaba siendo investigada desde enero de 2013 y en el que declaró tras quedar imputada ?por segunda vez- por el juez José Castro en abril de 2014, por los supuestos delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales. El juicio se celebrará probablemente a lo largo de 2016. Los magistrados de la Audiencia de Palma que componen el tribunal son Diego Gómez-Reino, Juan Jiménez y Mónica de la Serna.

Su imputación por dos delitos contra la Hacienda Pública se basa en el papel que ejerció en la sociedad Aizoon, de la que es copropietaria al 50 por ciento junto a su marido, Iñaki Urdangarin, quien habría utilizado esta empresa para defraudar hasta un total de 337.138 euros en las cuotas del IRPF correspondientes a los años 2007 y 2008. Y lo hizo al facturar a través de la misma -como rendimientos de actividades económicas- las retribuciones que cobró de entidades privadas por su condición de consejero asesor. Todo ello con el objetivo de tributar menos en su declaración de la renta.

La Audiencia de Palma ha resuelto sobre los 13 recursos de apelación de las partes. Entre las acusaciones, solo el pseudo sindicato ultra Manos Limpias mantenía una acusación contra Cristina de Borbón, mientras que la Fiscalía y la Abogacía del Estado con Hacienda rechazaron su implicación penal con su defensa. El abogado de la Infanta Miquel Roca argumentó que "ninguna" de sus "imputaciones está debidamente fundamentada" y que ella "era por completo ajena" a la gestión de la compañía familiar y a los presuntos delitos de fraude fiscal que se atribuyen al Duque de Palma. El letrado de la esposa de Iñaki Urdangarin consideró "desconcertante" y "difícilmente comprensible" la imputación de la Infanta y opinó que el auto de cierre de la instrucción del juez contiene "varios errores en la interpretación de la Ley Penal" y que se forzaron conceptos y tipos para atar su implicación. El juez José Castro, por su parte, afirmó que la Infanta debía ser juzgada al entender que la entidad mercantil Aizoon ?a partes iguales Urdangarin y Cristina de Borbón-, sirvió "de andamiaje imprescindible para la comisión de los delitos fiscales que se están investigando". Los duques de Palma, explicó el juez, "nunca" declararon dividendos por Aizoon, que registró importantes beneficios con los que "consumaron reiteradas defraudaciones a la Hacienda pública".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil