lunes, 23 de octubre de 2017 17:18
Opinión

¡PELIGRO!: 'PODEMOS'

Joan Ferran
Joan Ferran

Señoras y señores: menos dramatismo. Uno puede llegar a entender que políticos que viven instalados, en lo que algunos psicólogos americanos llaman, 'zonas de confort' estén preocupados y nerviosos.

Señoras y señores: menos dramatismo. Uno puede llegar a entender que políticos que viven instalados, en lo que algunos psicólogos americanos llaman, 'zonas de confort' estén preocupados y nerviosos. Uno puede aceptar las múltiples críticas que genera la súbita llegada al pódium de 'Podemos' o su omnipresencia en los medios de comunicación pero, sinceramente, creo que no hay motivo para tanta literatura y desasosiego. Seamos realistas; le guste o no a Pablo Iglesias su nombre ya forma parte del espectáculo político, o de la política del espectáculo, como prefieran. Como también lo es, salvando las distancias, la entrada en prisión de Isabel Pantoja o el culebrón del 9N. Ahora bien, dicho esto, a un servidor de ustedes le fastidia la desconsideración y el dramatismo apocalíptico con el que, algunos analistas y políticos profesionales, tratan a la gente de 'Podemos'. Recientemente he oído comentar, a personas cultas y educadas, que esta formación política es algo así como la rencarnación, en España, de un viejo leninismo aderezado con ribetes de fundamentalismo iraní. ¡Que despropósito! He apreciado, incluso, el tufillo acusador de una extraña e interesada exhumación de la figura de Hugo Chavez, cuando no del castrismo, para denigrar a este partido emergente. Demasiado. A más de un político de la 'zona de confort', y a algunos plumillas a sueldo, les recomendaría un manual de autoayuda para superar el miedo a lo desconocido.

Creo que fue Sófocles el que nos legó aquella frase que dice: "Para quien tiene miedo todo son ruidos".

'Podemos' hace ruido, crece y absorbe votos de todas partes, incluso de la abstención. ¿Y qué? 'Podemos' no es un problema en sí, es un catalizador, un acelerador de partículas, que nos transmite la sociedad española para que reaccione convenintemente quien tenga que reaccionar. ¿Alguien puede garantizar que este fenómeno no es efímero y susceptible de devorarse a sí mismo víctima de contradicciones hoy desconocidas?

En anteriores escritos he sostenido la idea de que 'Podemos' retrata bien pero receta mal porque es prisionero de un voluntarismo sano pero utópico. Todo ello no es óbice para no reconocer su talante democrático y sus aportaciones al debate político y social.

Ni Chavez, ni Lenin, ni el Niño de la Capea de turno deben entorpecer la labor de esta formación. Pablo Iglesias y los suyos recogen sentimientos y preocupaciones de la gente. No se les puede anatemizar groseramente. Insisto, no confío en sus recetas pero, como persona de izquierdas, puedo compartir una parte sustancial de su diagnóstico. Como también hago mía una cita de Roosevelt que viene al caso y que dice: "Lo único que debemos temer es el temor mismo".

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil