sábado, 21 de octubre de 2017 23:23
Politica

¿Ha dado Oleguer Pujol esquinazo a la UDEF?

|

Oleguer Pujol parece haber dado esquinazo a la Unidad contra la Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que le investiga, al haber conseguido que 470 millones de euros de su emporio empresarial están ya en el Caribe, las Islas Vírgenes y la Isla de Man.

Los documentos incautados en la redada que ordenó el Juez Pedraz el pasado octubre han revelado, según publica La Voz de Galicia que Oleguer Pujol sabía, al menos desde medio año antes, de la intención de su padre de revelar a la opinión pública que sus hijos tenían dinero negro en el extranjero. Y se puso manos a la obra.

Según denuncia el rotativo gallego: "Hasta ahora, la UDEF conocía que Oleguer, coincidiendo con el inicio de las investigaciones judiciales que acorralan a su familia por varios flancos, hizo crear una empresa el 13 de noviembre del 2013 en Luxemburgo llamada Ziloti Holding Sarl (Société a Responsabilité Limitée), que solo días después de su nacimiento con el 100 % de Samos Servicios y Gestiones, la empresa controlada absolutamente por el benjamín de los Pujol y, que radicada en un despacho de la madrileña calle Alcalá y con un capital social de apenas 3.000 euros, dio el pelotazo de las sucursales".

Tras ese sorprendente paso Ziloti, fue comprada por una nueva sociedad, Atisha Holding, también luxemburguesa que pagó apenas 12.500 euros. A continuación Atisha fue vendida en pequeñas partes a cinco empresas del Reino Unido y una alemana, y el grueso a dos firmas de las Islas Vírgenes Británicas y a una más de la isla de Man.

Esta complejísima operación de ocultación fiscal tuvo lugar poco antes de que en julio, Ziloti solicitara a Hacienda regularizar 470 millones a través de una ampliación de capital. La operación, que según los investigadores podía enmascarar una grandísima operación de blanqueo de capitales por parte del entramado empresarial del menor de los Pujol, se terminó frustrando porque el fisco pidió documentación adicional que probara la licitud de los fondos para esa ampliación. Ziloti desistió y el dinero, los 470 millones de euros, sospechan en la UDEF, quedó en manos de las sociedades pantallas de las Islas Vírgenes y la isla de Man. Todo, aparentemente muy legal que hará que las pruebas que pudieran llevar a la cárcel al menor de los hijos de Jordi Pujol se hayan desvanecido en medio de tanto galimatías de compras y ventas accionariales.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil