sábado, 16 de diciembre de 2017 16:02
Opinión

Nos quejamos de vicio

Agustín Rodríguez Mas
Agustín Rodríguez Mas
Dirección de comunicación y Relaciones Institucionales

Dicen que estamos en crisis desde hace tiempo. Y debe ser verdad porque a los ciudadanos nos cuesta cada vez más Euros llenar el depósito de gasolina ( aunque ahora la hagan bajar un poquito), pagar la maldita hipoteca (aunque ahora digan que están más baratas que nunca), salir a cenar con los amigos o comprar un perfume. Después de mucho pensar y al objeto de contribuir humildemente a la paz espiritual global creo que he encontrado la solución: Hay que trabajar los sábados y domingos.

Dicen que estamos en crisis desde hace tiempo. Y debe ser verdad porque a los ciudadanos nos cuesta cada vez más Euros llenar el depósito de gasolina ( aunque ahora la hagan bajar un poquito), pagar la maldita hipoteca (aunque ahora digan que están más baratas que nunca), salir a cenar con los amigos o comprar un perfume. Después de mucho pensar y al objeto de contribuir humildemente a la paz espiritual global creo que he encontrado la solución: Hay que trabajar los sábados y domingos.

Creo que disponer de jornadas de descanso no es bueno para los trabajadores. Nos malacostumbramos. ¿Que es eso de aprovechar los fines de semana para disfrutar del tiempo libre? Nos perjudica. Nos damos cuenta de que los restaurantes están llenos y son caros; vemos en los hipermercados y zonas comerciales que se incrementan las ansias de consumir y eso perjudica a nuestros bolsillos y claro, luego vamos diciendo que hay crisis y que no llegamos a final de mes.

Lo mejor es que cada uno de nosotros vayamos a nuestro jefe y como un japonés cualquiera, le digamos que el sábado y el domingo queremos trabajar. Así produciremos más, seremos más competitivos con el resto de países europeos y moralmente no estaremos tan afectados cuando llegue el siguiente lunes. Es muy duro llegar a los lunes porque hay que volver a la rutina de madrugar y "currar", así que será mejor hacer semanas "non stop".

Si vemos que la medida surge efecto podemos ampliar la iniciativa a los periodos de vacaciones. Nada de vacaciones de verano; nada de vacaciones en Semana Santa; nada de vacaciones de Navidad ahora que están cercanas (si el 9N lo permite claro). Todos a trabajar. Si trabajamos en estos periodos además se podrá incorporar la gente que está en el paro y que siempre esta poniendo excusas para aceptar un nuevo trabajo porque dicen que no descansan suficiente. Cuanto más productivos seamos, más beneficios tendremos todos. No vale coger bajas laborales, no vale pedir días personales, no vale pedir la reducción de jornada, no vale la hora de lactancia ni el permiso de maternidad. Nada amigos lectores; todos a trabajar todos los días y durante 12 horas. Con estas bases estaremos cumpliendo con nuestra obligación como buenos y cumplidores ciudadanos y nuestros políticos no tendrán que inyectar ingentes cantidades de dinero para que las entidades bancarias sigan presumiendo de beneficios económicos ni tendrán que preocuparse de nosotros organizando manifestaciones o concentraciones en fin de semana para ocupar nuestro tiempo libre.

¡Es que en el fondo nos quejamos de vicio!

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil