lunes, 21 de agosto de 2017 23:48
Economía

Rusia, Ucrania y la UE llegan a un acuerdo para garantizar el suministro de gas este invierno

|

Rusia, Ucrania y la UE firmaron hoy un acuerdo temporal hasta marzo de 2015 que asegura el suministro de gas durante este invierno, después de que Moscú recibiese "garantías" de que Kiev pagará parte sustancial de su deuda antes de finales de año y dispondrá de fondos para nuevas compras de gas.

"Ya no hay motivo para que los ciudadanos en Europa pasen frío este invierno", señaló el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en la rueda de prensa posterior a la firma del acuerdo, en la que confió en que Rusia y Ucrania sean socios en los que se puedan confiar.

Los ministros de Energía de Rusia, Aleksandr Novak, y de Ucrania, Yuri Prodan, y el comisario europeo de Energía, Günther Oettinger, firmaron un primer documento que recoge las condiciones de entrega de gas ruso a Kiev hasta marzo de 2015.

En paralelo, los consejeros delegados del gigante gasístico ruso Gazprom, Alexey Miller, y de la ucraniana Naftogaz, Andriy Kobolev, firmaron una actualización del contrato de suministro de gas que Rusia y Ucrania sellaron en 2009, que da garantías legales hasta 2019.

El tercer documento que se esperaba firmar hoy era una garantía de financiación entre la UE y Ucrania que sirviese como prueba a Moscú de que Kiev contaba con los fondos necesarios para hacer frente a nuevas importaciones de gas. Este acuerdo bilateral no ha sido sellado hoy, pero los argumentos de Bruselas parecen haber convencido a Rusia de que Ucrania contará con el dinero necesario.

En total Ucrania necesita 4.600 millones de dólares para pagar parte de la deuda acumulada por importaciones de gas ruso en el pasado antes de finales de año y para cubrir el coste de los 4.000 millones de metros cúbicos de combustible que precisará para este invierno. Ambas partes estuvieron de acuerdo en que la deuda pendiente asciende a 3.100 millones de dólares correspondientes a las importaciones de gas ruso que realizó Kiev entre noviembre del año pasado y junio de este año, cuando Moscú le cortó el flujo por impago. Esta cantidad será devuelta en dos tramos, uno de 1.450 millones de dólares antes de finales de noviembre y otro de 1.650 millones, que Naftogaz transferirá a Gazprom antes de finales de diciembre. "El dinero está en una cuenta especial en el banco estatal ucraniano y por tanto será seguro que Gazprom recibirá ese dinero", aseguró Oettinger en la rueda de prensa.

El comisario alemán explicó que Ucrania dispondrá para pagar el gas ruso en el futuro de los ingresos de la compañía Naftogaz, de parte de su presupuesto nacional, y además contará con los programas de ayuda de la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Ucrania ha confirmado que tendrá los fondos, que necesitará 4.000 millones de metros cúbicos de gas en noviembre y diciembre que pagará tan pronto como le lleguen los fondos", señaló por su parte Novak.

Una vez que Ucrania satisfaga los pagos por la deuda acumulada, Rusia se compromete a rebajar en 100 dólares (de 485 dólares a 385 dólares por cada 1.000 metros cúbicos) el precio del gas ruso hasta finales de marzo.

Oettinger explicó que esta medida se adoptará mediante un decreto del Gobierno ruso, lo que dará a Kiev la seguridad que reclamaba respecto de los compromisos sobre el precio del gas. "Estamos convencidos de que nuestras futuras relaciones serán constructivas y que nuestros contratos se respetarán", afirmó por otra parte el ministro ruso.

El titular de Energía ucraniano, por su parte, también se mostró satisfecho por el acuerdo, aunque recalcó que no es "una solución final a la disputa del gas", ya que ésta llegará cuando se pronuncie la corte de arbitraje de Estocolmo a la que ambas partes acudieron por sus diferencias sobre el precio del combustible. No obstante, Prodan reconoció que este acuerdo temporal ofrecerá seguridad de suministro tanto a Ucrania como a la UE durante el invierno.

En cuanto a la financiación, el ministro ucraniano aseguró que su país tendrá los recursos necesarios, gracias al apoyo de la UE, para garantizar los volúmenes que necesita Ucrania para sus suministro propio, pero también para asegurar el flujo hacia territorio comunitario. Ucrania solicitó a la UE un préstamo de 2.000 millones de euros para poder pagar el gas ruso, pero el bloque comunitario se limitó a decir que estudiaría esta opción junto con el FMI.

El crédito puente que solicita Kiev se sumaría a los 600 millones de euros que ya ha desembolsado la UE en el marco de dos programas de asistencia macrofinanciera (MFA I y II, por sus siglas en inglés), que en total ascienden a 1.610 millones de euros.

El próximo vicepresidente de Unión Energética, Maros Sefcovic, estuvo presente en la firma de los acuerdos y actuó como testigo de los mismos, al igual que Barroso, en un paso que muestra la continuidad que representará la nueva CE en las políticas energéticas, según el presidente saliente del Ejecutivo comunitario.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil