sábado, 21 de octubre de 2017 03:27
Opinión

La importancia crucial del 9-N

Benet Maimí
Benet Maimí

Secretari d'organització d'Unió Democràtica de Catalunya

Pese a la oposición constante del gobierno español a la voluntad expresada en las calles y en las urnas por una gran mayoría de catalanes, tenemos a tocar el 9-N. El cambio de modelo, obligado por la intransigencia del gobierno del PP, ha provocado grietas en la unidad de las fuerzas políticas proconsulta, pero se mantiene la posibilidad de que el 9-N los ciudadanos de Cataluña puedan participar y votar la opción de futuro de país que desean. Y desde CiU nos hemos comprometido a hacer todo lo posible para rehacer la unidad que quedó dañada la semana pasada.

Pese a la oposición constante del gobierno español a la voluntad expresada en las calles y en las urnas por una gran mayoría de catalanes, tenemos a tocar el 9-N. El cambio de modelo, obligado por la intransigencia del gobierno del PP, ha provocado grietas en la unidad de las fuerzas políticas proconsulta, pero se mantiene la posibilidad de que el 9-N los ciudadanos de Cataluña puedan participar y votar la opción de futuro de país que desean. Y desde CiU nos hemos comprometido a hacer todo lo posible para rehacer la unidad que quedó dañada la semana pasada.


Deseamos que el 9N sea un éxito rotundo. Para conseguirlo, es necesario que todas las personas que quieran expresar a través del voto el futuro que desean para Cataluña, lo puedan hacer en condiciones de calidad democrática y con el amparo de las competencias que pertenecen al gobierno de la Generalitat.


Siempre hemos defendido que en este complejo y difícil proceso tenemos que ir paso a paso y no quemar etapas creyendo que se avanza más rápido. Hacerlo sería un error. Ahora tenemos que trabajar para el 9-N. De momento, hemos conseguido en un tiempo record cubrir la necesidad de los veinte mil voluntarios que se necesitan para garantizar que todos puedan ejercer su voto con garantías democráticas.


Pero al mismo tiempo creemos crucial restablecer los consenso que permita obtener un resultado de calidad desde la unidad en un mismo objetivo: ejercer el derecho a decidir. Hay que ser conscientes de que lo que venga después del 9-N estará condicionado por el éxito o por su fracaso. Un 9-N fallido, sin la participación de la ciudadanía y de los voluntarios y sin la aportación de muchas instituciones, nos situaría en un escenario que no deseamos.

Este debe ser el objetivo de todos los que defendemos la consulta, y nada nos debe distraer. Y a los que reclaman elecciones adelantadas, hay que recordarles que la competencia de la convocatoria electoral corresponde al presidente de la Generalitat, comprometido con el proceso como ha demostrado ampliamente. Además, ya ha comunicado que está dispuesto a considerar la opinión de todas las fuerzas políticas que están por el derecho a decidir antes de proceder, en su caso, a un adelanto electoral. Pero esta posibilidad no es la que ahora ocupa a Unión ya CiU. Todos trabajamos para que el 9-N sea un nuevo éxito en el camino del proceso que hemos puesto en marcha. Esto sólo lo conseguiremos si los catalanes nos podemos expresar libremente y masivamente a través de las urnas.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil