viernes, 20 de octubre de 2017 09:06
Politica

Santamaría confirma un diálogo con partidos catalanes para que vuelva "la serenidad"

|

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha confirmado este viernes que mantiene abierto un diálogo con distintos líderes políticos en Catalunya, ya que, según ha subrayado, lo que desea el Ejecutivo es que esa comunidad autónoma vuelva a entrar en la "senda de la legalidad y de la serenidad democrática".

Eso sí, ha dicho que es el presidente de la Generalitat, Artur Mas, el que tendrá que explicar "con quien va y adonde va".

Así se ha pronunciado Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros al ser preguntada qué papel está jugando el Gobierno de Mariano Rajoy en promover que haya un posible pacto entre CiU y PSC después de que haya trascendido que ella misma se ha reunido con el portavoz de los nacionalistas catalanes en el Congreso, Josep Antoni Duran.

"Como Gobierno lo hemos dicho siempre, ley y diálogo. Y tenemos abierto un diálogo con distintos líderes políticos en Catalunya porque nos importa esta comunidad y porque nos gustaría que volviera a entrar en la senda de la legalidad y de la serenidad democrática. Eso lo vamos a tener abierto siempre con quien haga falta", ha resaltado.

Dicho esto, ha señalado que Mas ahora tendrá que explicar "con quien va y adonde va".

Tras asegurar que el Gobierno lo que quiere es que primen los derechos de los ciudadanos, su bienestar y su "tranquilidad", ha indicado que respetarán "las decisiones" que se tomen desde la Generalitat en este sentido, confiando que se hagan en el marco de la legalidad.

En cuanto a los movimientos que se están produciendo en Catalunya para una candidatura independentista ante la posibilidad de que haya unas elecciones plebiscitarias, la vicepresidenta no ha querido valorar decisiones que, según ha dicho, "no ha tomado el presidente de la Generalitat".

"No sé ante el fracaso del referéndum de autodeterminación cuál quiere que sea su salida, yo lo que quiero es que sea con arreglo a la legalidad", ha manifestado.

Santamaría ha recalcado que ha quedado "absolutamente acreditada la fortaleza de la democracia" puesto que el referéndum que tenía planeado el presidente de la Generalitat "no se va ni se puede llevar a cabo".

"Ese respeto de la legalidad es lo que da fortaleza a nuestra democracia y pone además en evidencia que cuando uno se sale de la senda del respeto a la legalidad acaba por tener que reconocer que no puede seguir en ese camino", ha apostillado.

DICE NO SABER QUÉ TIENE MAS "EN LA CABEZA"

Al ser preguntada si los pasos que está dando la Generalitat, como una campaña institucional para conseguir voluntarios o crear un registro de votantes, son actos administrativos impugnables, Santamaría ha indicado que no sabe qué es lo que tiene Mas "en la cabeza".

"Ya no es un referéndum pero no sabemos lo que quiere hacer y él es el primero que tiene que explicárselo a los ciudadanos", ha enfatizado.

Dicho esto, ha señalado que el Gobierno de Rajoy seguirá la misma senda que hasta ahora, de "firmeza dentro de la serenidad", de forma que si da pasos que no se ajuste a esa legalidad y al respeto de las reglas democráticas "seguirá el procedimiento correspondiente".

Santamaría ha explicado que como Gobierno su obligación es garantizar que la ley se cumpla y mantener un diálogo abierto en beneficio de los ciudadanos catalanes.

Pero es el presidente de la Generalitat, ha insistido, "quien tiene que tomar las decisiones" sobre su futuro político, el de su partido o su gobierno.

CARTA A LOS MOSSOS

También se ha pronunciado sobre la resolución que el director de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, ha remitido a los Mossos d'Esquadra en la que se les informa del dispositivo para el 8 y 9 de noviembre "en previsión de los diversos escenarios que se puedan producir en Catalunya, para garantizar la convivencia".

Ese documento dice que se trata de "elaborar un dispositivo de seguridad global que prevea dar respuesta a los diferentes ámbitos de seguridad con el objetivo de garantizar la ordenada convivencia y hacer compatibles el libre ejercicio de derechos y libertades de los ciudadanos".

Según Sáenz de Santamaría es "una incongruencia en sí mismo" porque los Mossos están llamados a defender los derechos y libertades pero "también la legalidad". "Me gustaría saber cuáles son esos escenarios. Tengo la sensación de que a quien le corresponde manejar el Gobierno de la Generalitat hace tiempo que no sabe expresamente qué escenario está buscando", ha recalcado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil