miércoles, 13 de diciembre de 2017 12:10
Opinión

A VUELTAS CON LOS MUERTOS

Andres Madrid
Andres Madrid

"No hay duda, desenterrar a los muertos es pasión nacional. ¿Qué incentivos secretos tienen para el español los horrores de ultratumba que no se satisface con ponderarlos a solas y ha de ir a escarbar en los cementerios a cada momento? ¿Vocación de sepultureros, realismo abyecto, necrofagia?" "Nadie está libre."

"No hay duda, desenterrar a los muertos es pasión nacional. ¿Qué incentivos secretos tienen para el español los horrores de ultratumba que no se satisface con ponderarlos a solas y ha de ir a escarbar en los cementerios a cada momento? ¿Vocación de sepultureros, realismo abyecto, necrofagia?" "Nadie está libre. Quien hasta ahora no se ha dejado desenterrar, como Cervantes, incurre en falta. ¡Ah, si el esqueleto del manco apareciese! ¡Qué embriaguez! ¡Cuántas procesiones y carrozas, qué profusión de reliquias, cómo nos revolcaríamos en la fosa abierta, poseídos de furia patriótica sepulcral!".


Quien así se manifiesta era, nada más y nada menos, que Manuel Azaña, aquel "escritor sin lectores" que diría Unamuno. Rebuscando, encuentro el libro "Quintana en la infausta remoción de sus huesos" y reproduzco los párrafos premonitorios. Andamos en eso, en rebuscar los restos de Cervantes que están en la Iglesia de las Trinitarias descansando en paz. Una vez hallados, se armará una trifulca entre la sepultura actual y su tierra de nacencia, ya verán. Alcalá de Henares reclamará una porción de hueso para honrar a su hijo más ilustre y hasta puede se una en la demanda alguna tierra manchega por donde anduvo Quijote entre duelos y quebrantos.


Hay que echar la vista muy atrás para descubrir esta afición nuestra; desde aquella Juana paseando a su hermoso Felipe o el reparto de los restos de Colón que ya no se sabe ni donde descansa el pobre; afición heredada por las provincias de ultramar (España nunca tuvo colonias) y cuyo paradigma podría ser Juan Perón llevando la mojama de Evita de un lado para otro.
Más nos valiera gastar los dineros en "Quijotes" repartidos profusamente en residencias de ancianos, nunca en colegios que es obra para adultos, y dejar a don Miguel al abrigo de las Trinitarias.


Todo lo más, colocar una placa en el lugar para recordar que allí yace un genio. Y si algún lector es personaje de fuste, le recomiendo fallezca en silencio y de tapadillo para que no se organice un concurso para desenterrarlo y crear una comisión para volver a darle cristiana sepultura

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil