sábado, 19 de agosto de 2017 01:58
Economía

La semana que viene se sabrá si Mas-Colell se queda sin los 850 millones de la privatización del canon del agua

|

MFG/ Catalunya Press.- El Conseller Vila volvió de Méjico y se encontró con el lio de la privatización del canon del agua que el político convergente daba por resuelto para que su compañero de Govern, Mas-Colell, pudiera disponer de los 850 millones de euros que le son imprescindibles para cerrar el año sin la angustia vital, en la que se encuentra inmerso, en estos momentos.

Los convergentes se han encontrado enfrente con un duro negociador, Antoni Balmón, alcalde de Cornellá y líder indiscutible de sus compañeros del cinturón rojo, que pretenden enseñarle los dientes al Govern de la Generalitat, para que éste entienda que estos municipios no son tierra dócil, como lo es, ahora mismo, el Ayuntamiento de Barcelona, principal financiador junto a la Diputación de las arcas autonómicas.

Y es que Mas-Colell ha pasado en muy poco tiempo de ser un Premio Nobel en potencia para sus colegas de los rectores europeos, a un gestor mediocre de lo público, porque haciendo una política de derechas tanto o más dura que la de su homónimo de Madrid el Ministro Montoro,no es capaz de enfilar la crisis ni tampoco tapar los numerosos agujeros que genera. Por eso Don Cristóbal tiene que acudir financieramente en su auxilio en ya demasiadas ocasiones, porque lo de "España nos roba" ya no cuela.

La "fallida" en la privatización del canón del agua, podría convertirse en tragedia, si, además, la ya muy próxima sentencia del Tribunal Supremo sobre la ATLL reconoce que la adjudicación a Acciona no fué legal, y que por lo tanto, ahora hay que entregarle al segundo concursante, o sea, a AGBAR el negocio en litigio, porque este concursante si que cumplió con lo requisitos que se le exigían. Si eso se produce, la cifra de la deuda de la Generalitat se dispararía hasta unos límites que muchos expertos colocan en la insolvencia y sería la tumba del Conseller de Finanzas que podría arrastrar en su caída al de Territorio y Sostenibilidad por, nunca mejor dicho "bailarle el agua".

La próxima semana será clave en el acuerdo o ruptura con los socialistas de Balmón, si es que Santi Vila se espabila y cede en lo del porcentaje y las garantías que éstos exigen. Algo que, de momento, suena mal , a tenor de las ultimas declaraciones del Portavoz Homs que acaba de "menospreciar" en público las negociaciones Iceta-Duran i Lleida. Un puyazo que no ha sentado nada bien en la calle Nicaragua donde algún portavoz no autorizado del partido nos comentaba muy enfadado: "es que éstos, solo nos quieren para que les consigamos dinero o les salvemos el trasero. Así no se puede hacer política".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil