sábado, 21 de octubre de 2017 10:37
Opinión

Noviembre del 2015

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Andan los politólogos de costumbre, o sea, aquellos que desde la tele y desde la radio nos "informan" - a tanto la opinión- de lo que piensan nuestros líderes de la patria española, pero sobre todo de la catalana, buscándole algún sentido a la última propuesta del President Mas.

Andan los politólogos de costumbre, o sea, aquellos que desde la tele y desde la radio nos "informan" - a tanto la opinión- de lo que piensan nuestros líderes de la patria española, pero sobre todo de la catalana, buscándole algún sentido a la última propuesta del President Mas. Para unos, se trata de presionar a Esquerra para que apueste por "la lista única y plebiscitaria" que él mismo presidiría, mientras que, para otros, tras indicarnos de forma clara y contundente que Mas ha perdido el juicio, se trata de un salvar la cara para que Convergència no se hunda en unas inevitables elecciones que habría que convocar, como mal menor, en enero del año que viene.


¿Quién tiene razón de los dos? Pues miren, a mí me parece? que ambos. Y no piensen que les tomo el pelo sino que tengo muy clara una fecha en mi agenda de periodista: Noviembre del 2015. ¿Qué, qué pasa a finales del año próximo? Muy sencillo: Que tenemos elecciones generales. Una fecha que al President le suena a gloria mariana, porque piensa él que, por aquel entonces, a Mariano Rajoy y su partido se le va a aparecer la Moreneta y va a perder la mayoría absoluta de la que disfruta en el Parlamento español, por la sencilla razón de que como buen pontevedrés, el inquilino de la Moncloa es un fiel devoto de La Peregrina, que para el dirigente catalán tendrá menos "influencia" que la de Montserrat en los resultados finales de esos comicios pero también, porque los votantes van a castigar al PP por los recortes que han sufrido y la crisis que todavía padecemos.


La verdad es que no están nada mal los "imputs" que maneja el Molt Honorable, que hace muy bien en ganar todo el tiempo que pueda montando actos reivindicativos para llegar a esta fecha con el único fin de mantenerse en el poder. Pero claro, aquí pasa como en "el acudit" que alguna vez les he comentado, del Ministro de Hacienda que conminaba al general Franco en los años cuarenta para que le declarara la guerra a los Estados Unidos, y así salvar la peseta con el argumento de que, como perderíamos y luego seríamos invadidos, luego vendría el dólar y no habría que preocuparse ya por la inflación. Como todos sabemos, el cuento acababa con la pregunta del Dictador a su Ministro: ¿Y si ganamos, Señor Ministro, y si ganamos? Pues bien, aquí y ahora, habría que añadir otra inquisitoria un poco mas enrevesada: ¿Y si no la pierde President, y si no la pierde porque Rajoy logra formar un gobierno de salvación con el PSOE, como ya se ha hecho en Alemania o Francia? ¿Qué pasará entonces? ¿Dejará usted el sitio a otro figura de su partido- unos dicen que al Conseller Gordó, mientras que otros apuestan por "el eterno" Felip Puig- para salvar los muebles y la imagen de la que fuera hasta ahora "la casa común del catalanismo"?


No sé. No sé, pero aquí, cada día que pasa, nos trae nuevas emociones y las noticias se suceden a tal velocidad que si ustedes no leen las ediciones digitales de los diarios llegarán tarde para saber lo que pasa. ¡Con los bien que nos iba antes, leyendo la prensa escrita por la mañana mientras tomábamos el café con leche matinal, mientras la Familia Pujol nos administraba "generosamente" los presupuestos...!

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil