viernes, 18 de agosto de 2017 22:13
Sociedad

Dr. Jordi Monfort: La atención de la artrosis "reclama a gritos" un Plan Nacional

|

La artrosis es algo más que una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a las articulaciones, es una enfermedad que afecta a más de siete millones de españoles adultos y se estima que puede costar 4.700 millones de euros al año, teniendo en cuenta las bajas, los fármacos, los ingresos y las pruebas diagnósticas.

Esta situación lleva al doctor Jordi Monfort, experto en artrosis de la Sociedad Española de Reumatología (SER), a afirmar que "la artrosis reclama a gritos un Plan Nacional de Artrosis", que venga a promover un cambio necesario en la atención del paciente basado en la promoción del autocuidado y dando un giro a la asistencia que reciben desde primera instancia.

Con motivo del Día Mundial de la Artrosis, que se celebra este domingo 12 de octubre, el experto analiza para Europa Press las necesidades de unos pacientes con alto grado de discapacidad y comorbilidad, hasta el punto de que esta enfermedad es responsable de más del 30 por ciento de todas las incapacidades laborales, tanto permanentes como temporales.

"La artrosis siempre se ha visto la hermana pobre dentro de las enfermedades reumáticas", sin embargo nada más lejos de la realidad, puesto que ocasiona el 35 por ciento de las visitas en Atención Primaria, ya que se trata de un paciente que sufre dolor, inflamación y entumecimiento, entre otros síntomas, y genera graves comorbilidades.

Como enfermedad crónica que afecta a la articulación entienden que el médico debe de atender en primera instancia "el dolor que el paciente siente y mejorar la capacidad de la funcionalidad de la articulación". Para establecer estos objetivos, debe existir una relación de "compromiso" entre médico y paciente, con el objetivo de que "el paciente se posicione en el centro del sistema sanitario haciéndose responsable de su propia salud".

EL AUTOCUIDADO, CLAVE

En su opinión, cada vez más se habla en esta y otras enfermedades del 'paciente experto' o 'paciente informado', que supone que el paciente gestione el mismo su enfermedad; esta posibilidad puede ser muy positiva en las fases iniciales de la artrosis. "Cuando empeora, en fases muy avanzadas, ya se requiere la presencia de otros especialistas como traumatólogos, reumatólogos o rehabilitadores", advierte.

A la hora de abordar las medidas saludables que retrasarían o podrían prevenir la aparición de la artrosis, esta convencido de que en España, "en cuanto a la prevención, no damos la información suficiente al paciente", principalmente por la falta de tiempo o por que falta hacer hincapié en los factores de riesgo (obesidad o sedentarismo).

"Nos centramos por necesidades obvias en un abordaje sintomático", sin embargo hay dos objetivos claros más que deben de mantenerse en la atención del paciente: mejorar la función del paciente artrósico y que la enfermedad no avance o avance lo más lentamente posible.

El experto cree que hasta ahora el enfoque de la atención ha fallado o al menos no ha conseguido atender todos los objetivos para ayudar a mejorar la calidad de vida del paciente. Sin miedo a hablar de fracaso en las asistencia primaria que se da en la artrosis, Monfort entiende que ha llegado el momento de involucrar al paciente en el "autocuidado".

"Si el paciente está informado y aprende sobre dieta, controla su enfermedad; si el paciente está informado sobre la enfermedad, está informado sobre la evolución su cronicidad y cómo afrontar ésta enfermedad. Muchas veces se instala en el terribilísmo, es decir ve su enfermedad como algo terrible, haciéndose un flaco favor", afirma.

Si se llega a ese momento, el recomienda poner la enfermedad en su situación real, "se trata de sentarse y ver cómo debe afrontarlo, enseñarle que la artrosis no es tan terrible" y, como no, darle herramientas para que sea capaz de hacerse responsable de la artrosis.

Para ello, volviendo al Plan Nacional, se hace necesario una estrategia más allá de la Atención Primaria, ya que entiende que "la forma en la que hemos elaborado la asistencia al paciente no ha sido lo suficientemente buena". En esta estrategia es "esencial" que se de prioridad a cuatro aspectos: entender la propia enfermedad; mejorar las dietas y combatir la obesidad; realizar ejercicio físico, para mejorar la movilidad y cómo afrontar la enfermedad.

RELACIÓN ENTRE ESPECIALIDADES

Si acaso algo le preocupa es la relación entre especialidades y el médico de Atención Primaria que, en su opinión, "ha mejorado sustancialmente, aunque es francamente mejorable mediante circuitos mejor engrasados y coordinados". Alabando que "cada uno ha hecho lo que ha podido y lo mejor que ha podido", Monfort señala que es importante hacer real una estrategia nacional que lleva años reclamándose desde médicos y pacientes.

Actualmente, del 28 por ciento de la población mundial mayor de 60 años presenta artrosis y el 80 por ciento de ésta tiene limitaciones en sus movimientos. El aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población harán que la artrosis se convierta en la cuarta causa de discapacidad en el año 2020.

El futuro lleva a plantearse aún más un cambio asistencial, más teniendo en cuenta que "la artrosis es una enfemwdad que por si misma genera muchísima comorbilidad, y empeora otras enfermedades que ya tiene el paciente, que acaba afectando a la calidad de vida del paciente y a la enfermedad".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil