lunes, 23 de octubre de 2017 00:36
Deportes

El excapitán del Levante presuntamente fue quién organizó el cobro de un partido amañado en 2011

|

El excapitán del Levante UD Sergio Ballesteros habría sido presuntamente el encargado de organizar el cobro del dinero del supuesto partido amañado contra el Zaragoza de 2011, y también de repartirlo entre sus compañeros de vestuario.

Así se desprende de lo publicado este martes por Interviú, que detalla el caso investigado por la Fiscalía Anticorrupción, citando como fuente la denuncia trasladada a la Policía. La suma de 35.000 euros por futbolista correspondería matemáticamente con la suma de dinero ingresada en las cuentas de diez jugadores del Zaragoza en la semana previa al encuentro, unos 85.000 euros por jugador confirmados por el excapitán maño Gabi ante el fiscal Alejandro Luzón, y que habrían sido retirados en metálico en la previa del envite en el Ciutat de València, ganado por el Zaragoza por 1-2.

Tres días antes del encuentro, según esta publicación, el levantinista Sergio González, exjugador del Deportivo y en la actualidad entrenador del Espanyol, habría llamado por teléfono a Augusto César Lendoiro, presidente del equipo coruñés, que necesitaba un tropiezo del Zaragoza en la lucha por evitar el descenso en la última jornada: "Presi, vais a bajar a Segunda, el partido está arreglado". La misma comunicación habría mantenido Lendoiro, según Interviú, con otro exdeportivista en las filas de los "granotes", como Gustavo Munúa.

Tanto el fisco como Anticorrupción habrían investigado, según la información de Interviù, a toda la plantilla del Levante UD. La evidencia saltaría al comprobar que uno de los jugadores habría adquirido un coche de alta gama un todoterreno, mientras que otros dos, durante dos meses, no habrían retirado dinero de sus cuentas corrientes ni habrían utilizado la tarjeta de crédito. Esta posibilidad daría pie a que hubiesen vivido durante ese espacio de tiempo, básicamente, con dinero negro.

La ronda preliminar de declaraciones se cerró con las declaraciones de Ikechukwu Uche y Wellington Silva, exjugadores del Zaragoza y del Levante UD, que negaron al fiscal el supuesto amaño, en la tónica general del resto de declarantes. "Ha ido todo bien. No participé en nada, no hay mucho que decir. Todo está bien y estoy tranquilo", indicó Uche, ahora futbolista del Villarreal. La estancia del nigeriano en las instalaciones de la Fiscalía no se prolongó por mucho tiempo. El exgranota Wellington Silva, actualmente en el Almería, explicó que "fue un partido normal" y que su declaración había sido "la que tenía que ser".

Tras estos interrogatorios, parece inminente la interposición de distintas querellas en las que quedarán imputados, según fuentes cercanas al caso, varios de los jugadores de ambos equipos.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil