domingo, 17 de diciembre de 2017 15:02
Sociedad

La madre de la enfermera infectada" Mi hija no pudo contagiar a nadie en Becerreá"

|

Teresa Romero Ramos pasó varias semanas de vacaciones en Becerreá entre julio y agosto y se incorporó posteriormente a su puesto de trabajo en el hospital Carlos III, donde formó parte del equipo que atendió a los misioneros fallecidos. Durante sus vacaciones hizo una parte del Camino de Santiago pero dejó una semana sin consumir, pero Jesusa Ramos Fernández su madre ha confirmado que su hija tuvo que cancelar su segundo viaje a Galicia porque ya empezó a sentirse mal.

Teresa Romero atendió tanto al primer misionero fallecido como al segundo, sin retornar a Galicia en todo ese tiempo y, por tanto, sin posibilidad de haber contagiado a nadie aquí. Su infección se produjo con el segundo fallecido.

La auxiliar del hospital Carlos III nació en Madrid. Su padre, ya fallecido, era oriundo de Navia de Suarna y su madre de Padornelo, en Cervantes. El matrimonio, que tiene otro hijo, que es carpintero, al igual que su padre, construyó una casa de dos plantas a la salida de Becerreá, que utiliza la familia en verano. Allí fue donde estuvieron Teresa Romero y su esposo Javier durante este verano. Jesusa Ramos confirmó que su yerno también está en observación, ante la posibilidad de que se haya contagiado, y que ella no viajará a Madrid porque le han explicado que no le permitirían ver a su hija ni a su yerno al estar aislados.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil