miércoles, 18 de octubre de 2017 20:27
Sociedad

El Estado Islámico decapita al rehén británico Alan Henning

|

El grupo radical Estado Islámico (EI) ha publicado este viernes un vídeo con la supuesta decapitación del británico Alan Henning, secuestrado en diciembre pasado en Siria y el cuarto rehén occidental asesinado por los yihadistas en este país. Henning era un taxista británico, de 47 años, que trabajó en Siria como voluntario de una organización humanitaria. Su decapitación es la cuarta de un rehén occidental por el EI desde agosto pasado.

La grabación, cuya autenticidad no pudo ser verificada y de un minuto y once segundos de duración, fue publicada en páginas web empleadas por los islamistas y se titula "Otro mensaje para América y sus aliados". En el vídeo, Henning dice: "Por la decisión de nuestro Parlamento de atacar al Estado Islámico, yo como miembro del público británico, pagaré ahora el precio por esta decisión". Acto seguido, su verdugo, enmascarado y vestido de negro, afirma en inglés que "la sangre de David Haines (el anterior rehén británico ejecutado) está en las manos de (primer ministro británico) David Cameron, y ahora Henning será sacrificado y su sangre estará en las manos del Parlamento británico".

Al igual que en las ejecuciones anteriores, la víctima es decapitada en un lugar desértico al aire libre y parece que el verdugo es el mismo. Al final del vídeo, el EI presenta a un nuevo rehén, el estadounidense Peter Edward Kassing, en un escenario similar. El yihadista enmascarado agarra a Kassing del cuello y dirige unas palabras al presidente estadounidense, Barack Obama. "Has comenzado un bombardeo aéreo en Sham (Siria), que sigue golpeando a nuestra gente. Así que es un derecho que continuemos golpeando los cuellos de vuestra gente", amenaza el yihadista.

Un portavoz de la familia ha explicado que Kassig, de 26 años, es un veterano del Ejército estadounidense que combatió en la guerra de Irak antes de abandonar las Fuerzas Armadas en 2007 por motivos médicos, según ha informado la cadena ABC News. En el año 2012, Kassig trabajó como voluntario y asistente médico en varios hospitales de la frontera de Líbano, donde atendió a refugiados palestinos y a los ciudadanos sirios que huían de la guerra, entre otras actividades humanitarias. El joven fue secuestrado en octubre de 2013 cuando se dirigía al este de Siria. Durante este tiempo la familia ha mantenido silencio sobre su secuestro "por deseo de quienes retienen a su hijo", según ha explicado el portavoz.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil