martes, 24 de octubre de 2017 13:31
Opinión

GANARON TIEMPO

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

Una reunión de siete horas da para muchas cosas, entre ellas, mostrar los desacuerdos sobre cómo actuar a partir de ahora para que se pueda celebrar la votación del 9 N. Los soberanistas de izquierdas y el Govern, ni tienen la misma ideología ni siquiera piensan en la misma estrategia a partir de esa fecha.

Una reunión de siete horas da para muchas cosas, entre ellas, mostrar los desacuerdos sobre cómo actuar a partir de ahora para que se pueda celebrar la votación del 9 N. Los soberanistas de izquierdas y el Govern, ni tienen la misma ideología ni siquiera piensan en la misma estrategia a partir de esa fecha. Y eso se notó, y mucho, en la reunión a puerta cerrada del viernes, tras la cual, algunos, o sea, casi todos, corrieron a informar a sus fuentes mediáticas "su versión" de tan largo encuentro. Hoy Vds. ese puzle podrán leerlo en los diferentes diarios, si es que se quieren enterar de lo que ayer se discutió en el Palau. Para ello, tendrán que gastarse sus buenos euros en comprarlos, porque cada cual cuenta la historia según se la han "chivado", pero también según los intereses que defiende.

Nosotros, solo aspiramos a resumirles lo que pasó y lo hacemos completamente gratis. Miren, lo que discutieron es bastante evidente. Mas retiró la campaña institucional y la sustituyó por otra "descafeinada" cuyo azaroso periplo les contábamos también ayer mismo... Primer desencuentro: ni Esquerra, ni la CUP ni Iniciativa estaban de acuerdo con esa marcha atrás, y así se lo dijeron a las claras al Govern en la reunión. Luego entraron a hablar de la nueva estrategia de Mas, que no es otra que la de apostar por unas elecciones plebiscitarias, sin decirlo abiertamente. O sea: pactar con Esquerra una lista común a la que se sumarían, si o no, la CUP e Iniciativa. Segundo desencuentro: Junqueras, ahora mismo, apuesta por apurar la vía del enfrentamiento con el Estado por muchas encuestas que el Barómetro de la Generalitat le enseñe en la víspera del encuentro. La CUP e Iniciativa, ésta ultima "tocada y hundida" en esas misma encuestas, no quieren pactos porque perderían su identidad y a sus votantes. Por otra parte, al socio de Convergència, Unió Democràtica, esa alianza de conveniencia, le suena a "pufo" y se siente muy incómodo, como bien se pudo notar en la comparecencia conjunta de los representantes del "bloque soberanista" retransmitida por televisión, donde la Vicepresidenta Ortega hacía gestos demasiado evidentes de que aquello no era una foto de familia "bien avenida", sino un collage.

¿Habrá más reuniones? Sí, porque la ahora "estrategia secreta" debe pasar por "adelantarse" a las iniciativas del Gobierno de Rajoy, o sea: Ganar tiempo. Un tiempo que Mas y Junqueras, especialmente, consideran precioso, para conseguir colocar las urnas el 9 N sorteando las decisiones del Tribunal Constitucional, donde, digan lo que digan, los convergentes tienen una miembro de su cuerda, por muy traidora que "la" llamen con la boca pequeña en los foros que cultivan.

Sin embargo, si todo acaba como piensan en Madrid, es decir: con una suspensión en toda regla del proceso con actuaciones en los tribunales contra sus convocantes del propio Tribunal Constitucional a instancias del gobierno habremos traspasado sin remedio la línea roja del 9 N, y entonces, solo entonces, el famoso choque de trenes se habrá producido lamentablemente.

Seguiremos Informando...

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil