martes, 22 de agosto de 2017 05:36
imported

Investigacines constatan que Resistencia Galega está debilitada "pero sigue siendo peligrosa"

|

Resistencia Galega es la única organización terrorista activa de España y "quiere demostrar que está ahí, que puede sembrar el terror y el pánico", como hizo la madrugada de ayer en Baralla con la colocación de una bomba en la sede del Concello y constata La voz de Galicia. Según fuentes de investigación, la banda está debilitada pero sigue siendo "peligrosa". 

Resistencia Galega es una banda armada independentista y radical, y cuenta con grupos afines a sus ideales y dispuestos a la lucha callejera, a aprovechar cualquier conflicto social o laboral para mezclarse en la protesta y utilizar la violencia radical. Ahí se nutre la organización, en ese entorno en el que, afirma un experto policial, hay mucha gente dispuesta a hacer pintadas a favor de la banda, a quemar contenedores y banderas o a provocar algaradas callejeras.


Y en esos círculos se nutre Resistencia Galega, aunque cada vez con más dificultades, pues la presión policial ha hecho mella, según comenta el mismo diario. Igual que las últimas sentencias de la Audiencia Nacional, con penas de cárcel, y muy especialmente la que declaró a la banda como organización terrorista. Más difícil, afirman las mismas fuentes, es identificar a los que han dado el paso de colocar una bomba. Hasta hace unos años se consideraba que los activistas de Resistencia Galega se movían a cualquier punto de Galicia con la estructura de células formadas por dos o tres personas, que nunca han sido fichadas, y que atienden las órdenes de su máximo dirigente, Antón García Matos, Toninho. Este hombre está en la clandestinidad desde el 2005, cuando fue detenido por la Guardia Civil en la operación Castiñeira contra el independentismo radical. Pero quedó libre el mismo día del arresto y desapareció. Es el principal objetivo de Guardia Civil y Policía Nacional, el terrorista más buscado. Su paradero es una incógnita, aunque sí parece seguro que está fuera de España, probablemente en Portugal, junto a su compañera, Asunción Losada.


Las investigaciones apuntan a que la banda está debilitada "pero sigue siendo peligrosa", apuntan los expertos, porque, como demostró ayer martes, tiene intención de seguir poniendo bombas.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil