domingo, 17 de diciembre de 2017 15:01
Opinión

Nuevo portazo del PP

Benet Maimí
Benet Maimí

Secretari d'organització d'Unió Democràtica de Catalunya

El gobierno del PP sigue inamovible en su posición de decir no a todo lo que viene de Cataluña. Lunes consiguió que el Tribunal Constitucional dejara en suspenso la ley de consultas aprobada por el Parlamento y el decreto de la consulta del 9-N firmado por el presidente de la Generalitat.

El gobierno del PP sigue inamovible en su posición de decir no a todo lo que viene de Cataluña. Lunes consiguió que el Tribunal Constitucional dejara en suspenso la ley de consultas aprobada por el Parlamento y el decreto de la consulta del 9-N firmado por el presidente de la Generalitat. Hay que subrayar que es el gobierno español el que ha provocado esta situación porque, cuando se presenta un recurso ante el TC, es el ejecutivo español lo que pide o no que se suspenda hasta que el tribunal dicte sentencia. El PP ha vuelto a optado por ignorar todo lo que sucede en Cataluña y para seguir sin escuchar lo que pide y reclama una parte muy sustancial de la sociedad catalana.

Ante esta situación Unión Democrática llamó a sus militantes y simpatizantes para que participaran en las concentraciones que anoche se hicieron ante los ayuntamientos de toda Cataluña para manifestar el rechazo contra la suspensión de la ley de consultas populares no referendarias y del decreto de convocatoria de la consulta del 9-N. Estas exitosas movilizaciones vuelven a demostrar que una parte muy sustancial de la sociedad catalana quiere y exige la consulta para decidir el futuro de nuestro país

No hay peor sordo que el que no quiere escuchar n peor ciego que el que no quiere ver, y el gobierno de Mariano Rajoy demuestra una sordera y una ceguera absoluta respecto a Cataluña. Ignorar las reclamaciones que desde aquí se hacen y no ofrece ninguna propuesta para solucionar el contencioso.

Rajoy ha reiterado que la consulta divide a los catalanes. Se equivoca una vez más porque en democracia votar no puede dividir nunca. Habría que preguntar quién crea la frustración de verdad. ¿Quién intenta poner los medios dentro de la legalidad para dar salida a una demanda muy mayoritaria de la sociedad o quien sólo sabe responder con negativas a cualquiera de las propuestas que se han hecho en estos últimos años?

Desgraciadamente, el PP no escucha nadie y es incapaz de establecer el más mínimo diálogo. Cuando habla de dialogar está ofreciendo la adhesión absoluta a sus principios o creencias, o nada. Esto no es dialogar, sino el monólogo interminable del "no" perpetuo que lejos de acercar posiciones las aleja. Así no se resuelven los problemas ni las diferencias.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil