jueves, 19 de octubre de 2017 05:51
Sociedad

Un artefacto explosivo causa graves daños en el Ayuntamiento de Baralla

|

Un artefacto ha estallado de madrugada en el Ayuntamiento de Baralla, en Lugo y ha provocado importantes daños. Fuentes policiales y de la Guardia Civil apuntan a ABC que la composición coincide en principio con la que suele utilizar por Resistencia Galega. En concreto, habría sido una olla bomba cargada con entre tres y cuatro kilos de pólvora prensada y temporizador, aunque todavía se continúan analizando restos en la zona.

Según La voz de Galicia, se desconoce la composición del explosivo empleado, pero ya trabajan en la zona los tedax (especialistas en desactivación de explosivos) para determinar su origen. Está descartado que la explosión se deba a un hecho fortuito o provocado por un accidente, pues fuentes cercanas aseguran que fue un atentado y que se produjo exactamente a las 4.40 de la madrugada. El reloj del concello se quedó parado a esa hora. Los investigadores creen que los autores de la acción colocaron el explosivo en las tres horas que transcurrieron entre el cierre del bar de al lado y la explosión.


La onda expansiva afectó a viviendas y comercios en un radio de entre cincuenta y ochenta metros. Reventó las puertas y los balcones del edificio e hizo salir de sus casa a numerosos vecinos de Baralla, asustados por la explosión. La carretera N-VI permanece cortada desde las seis de la madrugada en el kilómetro 470, a causa de los restos de estructura que han llegado a la calzada y, mientras se espera a que esté completamente limpia, el tráfico circula por una vía paralela. Hay un importante despliegue de fuerzas de seguridad, bomberos y servicios de emergencias en la zona. Dado el modus operandi, la primera impresión de las autoridades es que se trataría de un atentado cometido por RG, el último en el último año.


La deflagración se escuchó a más de cuatro kilómetros de distancia. El alcalde de Baralla, Manuel González Capón (PP), ha indicado que se produjo a las cinco menos veinte de la madrugada dado que fue la hora en la que se quedó parado el reloj del Ayuntamiento. No se recibió ningún tipo de comunicación previa por parte de la banda. González dijo en declaraciones a Radio Voz que la explosión en el ayuntamiento se produjo «intencionadamente» y que siente un enorme «cabreo e indignación».

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil