domingo, 25 de febrero de 2018 22:51
Politica

La Alcaldía de Lleida rechaza votar una moción por el 9N tras la suspensión

|

La suspensión de la convocatoria soberanista en Catalunya por parte del Tribunal Constitucional (TC) ha sido el argumento con el que el Ejecutivo municipal del Ayuntamiento de Lleida, gobernado por el PSC, ha impedido votar una moción en el consistorio a favor de la convocatoria del 9 de noviembre.

En el pleno extraordinario de este martes, el secretario del Ayuntamiento ha leído un informe en el que concluía que las mociones "no se ajustan a la legalidad con las consecuencias que esto pudiera comportar".

El pleno, en el que miembros de la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) han mostrado pancartas a favor de la consulta y han defendido el soberanismo con gritos de "Independencia", los seis concejales de CiU han levantado su mano para votar de forma simbólica la moción que han presentado.

El portavoz convergente, Antoni Postius, le ha preguntado al alcalde socialista Àngel Ros si tenía miedo a las amenazas del PP o a que le inhabiliten como alcalde.

El convergente ha responsabilizado al PSC de la decisión de no votar la moción, una postura con la que en su opinión "el Ayuntamiento de Lleida se arruga al PP, a las amenazas del Tribunal Constitucional y a las amenazas del Estado".

Ros ha insistido en que no es el grupo socialista quien impide la votación sino el TC, en el que ha recordado que hay representación de CiU, y le ha pedido a Postius que tenga las mismas consideraciones con el presidente de la Generalitat, Artur Mas si como se prevé no se produce la consulta.

El alcalde se ha mostrado convencido de que Mas no hará nada ilegal y ha recordado en el pleno que él ha defendido siempre el derecho a decidir, postura por la que rompió la disciplina de voto en el Parlament y por la que finalmente dejó su escaño.

En el pleno, Ros ha explicado también que a la petición de Joana Ortega para colaborar en la consulta el Ayuntamiento de Lleida ya ha contestado dando su apoyo "si era legal".

Por parte del PP, que este mismo martes había pedido la suspensión del pleno, el partido ha manifestado su asistencia en el respeto a la ciudadanía y ha avanzado que en caso de que la moción se votara, la votaría en contra.

El alcalde ha calificado de "error político" las resoluciones del TC, en la que se suspende la Ley de Consultas y la convocatoria, y ha asegurado que el debate jurídico no puede sustituir el debate político.

Ros ha considerado que cuando una crisis es institucional se ha de dar la palabra a los ciudadanos: "Sin votar no habrá salida de esta crisis, pero debemos ser capaces de hacerlo con la gran herramienta de la democracia que es el diálogo", ha afirmado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil