domingo, 25 de febrero de 2018 01:09
Opinión

Una Reforma Fiscal con demasiadas carencias

Salvador Sedó
Salvador Sedó

Desde CiU hemos ido denunciando la presión fiscal excesiva del PP que perjudica el crecimiento económico. Por eso hemos pedido reiteradamente una reforma fiscal que corrija la situación.

Desde CiU hemos ido denunciando la presión fiscal excesiva del PP que perjudica el crecimiento económico. Por eso hemos pedido reiteradamente una reforma fiscal que corrija la situación. Hace unos días el gobierno del PP ha presentado su proyecto que rebaja esta presión, pero que no es lo que nosotros pedíamos ni lo que necesitan la sociedad y la economía del país. La reforma fiscal del PP perjudica a las clases medias, los autónomos, las pymes y el tercer sector. Por estos motivos confiamos solucionar estas graves deficiencias y rebajar la presión fiscal que pesa sobre estos colectivos durante el trámite parlamentario de la ley.

De momento, hemos conseguido arrancar el compromiso del ministro Montoro para mejorar el IVA de caja a través de la reforma fiscal. Este régimen especial aprobado no ha tenido una gran acogida, ya que la memoria económica de la ley de emprendedores preveía que 2,3 millones de pymes y autónomos se pudieran acoger y que su incidencia recaudatoria sería anualmente de 983 millones de euros. Los datos demuestran que no se han alcanzado ninguno de estos dos objetivos ya que sólo 22.000 pymes y autónomos se han acogido mientras que el impacto en la recaudación hasta el mes de julio ha sido de 60 millones.

La situación es especialmente preocupante si consideramos que una gran mayoría de autónomos continúa avanzando el pago del IVA repercutido a Hacienda de facturas que aún no han cobrado. Esta situación se debe corregir con urgencia. Por eso presentaremos una enmienda durante la tramitación de la reforma fiscal que sirva para modificar y mejorar el régimen para pymes y autónomos.

Pero esta reforma del PP tiene muchas carencias como la consolidación que hace de la subida del IVA en sectores como el cultural, y el de flores y plantas ornamentales; además de hacer lo mismo con impuestos especiales. Tampoco encontramos una apuesta decidida por la lucha contra el fraude. Es necesario que el gobierno consensue con la oposición una actuación eficaz que permita frenar la economía sumergida, que cuesta a las arcas públicas en torno a los 60.000 millones anuales. Y también hay que recriminar al gobierno español que la reforma no incluya medidas para estimular el crecimiento económico y la generación de empleo. Desde CiU, emplazamos al gobierno de Mariano Rajoy que acepte algunas de nuestras propuestas dirigidas a conseguir más renta disponible para las clases medias, pymes y autónomos.

Si el PP no lo hace así habrá que decir que su reforma fiscal no servirá en absoluto ni para la recuperación económica ni para la creación de nuevos puestos de trabajo y quedará reducida a una inútil y discreta operación de maquillaje. No es eso lo que la economía y la sociedad necesitan.

Salvador Sedó, senador de CiU y secretario de relaciones internacionales de Unió

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil