domingo, 25 de febrero de 2018 22:47
Economía

Sindicatos de funcionarios se reúnen con Hacienda y dan por hecho una nueva congelación salarial

|

Los principales sindicatos de la Función Pública (CSI-F, UGT y CC.OO.) se reunirán este jueves por la tarde con representantes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas para conocer cómo les afectarán los Presupuestos Generales del Estado para 2015, según han informado fuentes del Ministerio que dirige Cristóbal Montoro.

Las centrales sindicales dan por hecho que los salarios volverán a congelarse en 2015, tal y como ha sucedido en los cuatro años anteriores. Fuentes de Hacienda han indicado que es un escenario que se baraja a la luz de la baja inflación, la recuperación prevista de la paga extra suprimida en 2012 y la rebaja de impuestos, que empezará ya a notarse en las nóminas de enero. En todo caso, las mismas fuentes han recordado que los Presupuestos aún no están cerrados.

Este escenario supondría que los salarios de los empleados públicos permanecerían congelados por quinto año consecutivo y sería el sexto ejercicio en el que no crecen, ya que a las congelaciones del periodo 2011-2015 habría que sumar el recorte salarial de entre el 5% y el 7% que aplicó el Gobierno socialista en 2010 y la supresión de la paga extra de Navidad decidida por el Ejecutivo de Mariano Rajoy en 2012.

A los sindicatos no les gustan las formas del Gobierno porque consideran que no tiene voluntad de negociar y justifican esta afirmación en el hecho de que han sido convocados sólo unas horas antes de que se presente el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2015.

LOS SINDICATOS PRESENTARÁN UNA PROTESTA FORMAL

Así, las centrales acudirán a la cita con una protesta formal bajo el brazo, contra lo que desde CSI-F se ha calificado como una "falta de respeto y a las formas" a los 2,5 millones de empleados públicos, "que no merecen estar a expensas de los globos sonda que se envían a los medios de comunicación".

Desde CSI-F se reconocen "gestos" por parte del Gobierno para mejorar las condiciones laborales de los empleados públicos, como la devolución de dos de los días de asuntos particulares ('moscosos') de los tres suprimidos en julio de 2012, pero este sindicato no quiere avances puntuales, sino negociar una "hoja de ruta" en la que se paute la recuperación del 30% del poder adquisitivo que de media se han dejado los funcionarios por el camino de la crisis.

En primer lugar, CSI-F considera que el Gobierno debería descongelar los salarios para que se habilite a los diferentes ámbitos a negociar subidas. Consciente de que no se puede recuperar todo lo perdido de una vez, el sindicato de Miguel Borra ha reclamado en los Presupuestos de 2015 el cobro en el primer trimestre de la parte devengada hasta el 13 de julio de 2012 de la paga 'extra'.

A continuación, el sindicato exige el recobro íntegro de dicha paga 'extra' "temporalizada", pero iniciando el pago en 2015, y no a través de aportaciones a fondos de pensiones, que no todos los funcionarios tienen, sino en metálico.

MALESTAR TAMBIÉN ENTRE CC.OO. Y UGT

También UGT y CC.OO. han cargado contra el Gobierno al considerar que niega a los sindicatos el derecho de negociar los salarios de los empleados públicos al convocarles un día antes de la presentación de los Presupuestos.

En declaraciones a Europa Press, el secretario general de la Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT), Julio Lacuerda, ha hablado de falta de confianza en la voluntad de negociar del Gobierno ya que, según ha asegurado, "no es la primera vez" que esto sucede y ha criticado que el Ejecutivo vea la mesa de negociación como "un mero trámite".

Además, ha avisado de que el hecho de no negociar, aunque se celebre dicha reunión, "es una ilegalidad", ya que el Estatuto Básico del Empleado Público obliga a hacerlo.

Lacuerda ha argumentado que los recortes en las condiciones laborales y la congelación salarial de los últimos años para los funcionarios fueron medidas coyunturales, con lo que con la recuperación económica debería revertirse.

Por su parte, CC.OO. ha denunciado que los empleados públicos se están enterando por la prensa de que sus condiciones laborales van a ser modificadas. "Una vez más la imposición en lugar del diálogo y la negociación. La opacidad en lugar de la transparencia. El muro en lugar de la mesa de diálogo", ha criticado.

Por ello, CC.OO. ha instado a que la negociación se desarrolle durante la tramitación de los Presupuestos, "ya que no se ha hecho antes, como es preceptivo".

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil