domingo, 25 de febrero de 2018 01:12
Politica

Aguirre declaró ante el juez que temió que le pudiera "ocurrir algo" ante "la parsimonia" de los agentes

|

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, declaró ayer ante el juez Carlos Valle que temió que la pudiera "ocurrir algo" al ser un personaje público y al arremolinarse la gente alrededor suyo, dado que los agentes de Movilidad implicados en el incidente de tráfico del 3 de abril le estaban tomando "los datos con muchísima parsimonia".

Aguirre acudió ayer a declarar como imputada ante el juez Carlos Valle y los abogados personados en el caso que se instruye por un delito de desobediencia. El magistrado trata de averiguar si los hechos ocurridos el pasado 3 de abril después de que Aguirre dejara durante unos minutos su coche aparcado en un carril bus de la calle Gran Vía constituyen ese delito, contemplado en el artículo 556 del Código Penal.

En su relato, la líder del PP madrileño narró que ese día se dio cuenta de que "necesitaba dinero", por lo que "al detenerse un taxi, paró y pensó que le daba tiempo". Cuando regresó al vehículo, vio que un agente le estaba poniendo una multa y le dijo que "había estado mucho tiempo". Ella le replicó que "no es cierto" y que "había estado muy poco tiempo". Tras ello, el agente de Movilidad le pidió su carnet de conducir "a lo que inmediatamente se lo entregó y como lo llevaba en la cartera se lo dio". "El agente estuvo tomando los datos con muchísima parsimonia se lo pidió y lo estuvo mirando y después me pidió la documentación del coche, le di una cartera en la que tengo toda la documentación", contó.

Así, relató que "había muchísima gente" y le dijo que estaban "interrumpiendo la circulación", pidiéndole que por qué no se ponían en una calle "más próxima". "Empezó a llegar muchísima gente y él seguía haciendo no sé que tramites y me dijo que me tenía que dar el resguardo de la multa para recurrir y le dije que no iba a recurrir y que no la quería", agregó Aguirre. Además, contó al juez que se le hizo "eterno el tiempo" porque la gente empezaba a arremolinarse y "venía de un acto particular". Fue en ese momento cuando temió, según consta en la declaración, "que la pudiera ocurrir algo porque es un personaje público y se arremolinaba mucha gente".

Respecto a la documentación, señaló que la entregó toda y que "lo único que hizo fue no aceptar el resguardo porque no iba a recurrir". En ese momento, un agente le dijo "si no te gusta el procedimiento se lo dices a tu amiguita Ana Botella", sin que pudiera identificarle porque el que le había multado era otro. Sobre este último, manifestó que había estado muy correcto. Tras llegar a su casa, aparece otro agente que le dice que a ver quién iba a "pagar los desperfectos de su moto", sin saber hasta entonces que los había ocasionado. Así, asumió los daños de la moto porque para eso tiene seguro en su coche.

Además, insistió ante el magistrado que se marchó porque "había entregado toda la documentación y dijo ella que se iba a casa y en ningún momento este agente le dijo que se parara". Y explicó que no era cierto que fuera perseguida o al menos que se diera cuenta de que iban detrás de ella. "No es cierto que me diera a la fuga y lesionara a un agente", aseveró la dirigente popular al tiempo de apuntar que "por las cámaras de su calle se puede apreciar, que los agentes estuvieron en la calle".

A preguntas de la letrada del agente de movilidad, manifestó que le pidió el carnet de conducir que lo tenía en la cartera lo primero y que después le pidió la documentación del coche. Según la declaración, al no llevar gafas le dio toda la documentación. En cuanto al supuesto golpe a la moto, Aguirre afirmó que vio la moto cuando iba a salir con el coche e incluso dio marcha atrás, agregando que no vio a ningún agente delante del coche.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil