miércoles, 18 de octubre de 2017 11:35
Opinión

Aquí hay gato encerrado

Manuel Fernando González
Manuel Fernando González

A Coruña, 1952

La escena del sofá de los dos presidentes hablando durante dos horas y media ha dado paso a toda una serie de especulaciones informativas, que no cuadran con lo que ambos han querido explicarnos en rueda de prensa o a través de una diputada muy encendida en el gesto y en la palabra. Luego, para añadir más niebla al proceso de luz y taquígrafos que requería la entrevista, algún diario de la prensa escrita ha podido publicar en "exclusiva" el documento entregado por Mas a su interlocutor. ¿Quién lo filtró, PP o Generalitat?

La escena del sofá de los dos presidentes hablando durante dos horas y media ha dado paso a toda una serie de especulaciones informativas, que no cuadran con lo que ambos han querido explicarnos en rueda de prensa o a través de una diputada muy encendida en el gesto y en la palabra. Luego, para añadir más niebla al proceso de luz y taquígrafos que requería la entrevista, algún diario de la prensa escrita ha podido publicar en "exclusiva" el documento entregado por Mas a su interlocutor. ¿Quién lo filtró, PP o Generalitat? Sin que alguna de las fuerzas políticas que apoyaron la convocatoria del referéndum soberanita pudiera tener esa misma fortuna y se enterara por los periódicos, lo cual, suena a tomadura de pelo, por no denominarla falta de respeto debido al socio político.

Si, a lo que les comentamos, se suma que el President de Catalunya le dijo a los periodistas en Madrid que el encuentro había servido para seguir hablando de cosas en el futuro porque "no es el final de nada", hay que suponer que nuestros dos políticos le metieron mano a temas muy delicados de los que no han querido contarnos ni siquiera en los enunciados, y eso quiere decir en el lenguaje común que "aquí hay gato encerrado" y que lo del choque de trenes se nos viene encima sin remisión, tras un 11 de Septiembre cargado de contenido reivindicativo y secesionista.


Como lo del "asunto de estado" puede ser, de nuevo, la pantalla que silencie al principal partido de la oposición en España, o sea, al PSOE, cabe exigirle a su nuevo Secretario General, Pedro Sánchez, ayer sospechosamente silencioso, que no se trague la milonga y se implique claramente en hacernos llegar a la ciudadanía lo que sepa sobre este "misterioso" encuentro en la Moncloa. Y si es que nadie le ha dicho nada, como debería ser preceptivo, ha de exigirlo pública y contundentemente porque, a lo mejor, la gente que vota es capaz de movilizarse hasta conseguir que los políticos hablen, de una vez claro, sobre todo, en una situación tan delicada como la que vivimos en la que la secesión del estado de una de las naciones históricas que lo conforman, según parece, ha enfilado su recta final, aunque quienes son responsables del desencuentro se escondan en twitter o detrás de la escandalosa confesión de un histórico ex President.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil