sábado, 19 de agosto de 2017 13:24
Opinión

La carta de Pujol y el futuro de sus "hijos políticos"

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Llevamos unos días de consternación permanente, por "la carta del ex presidente Pujol", cuyo contenido es de todos conocidos. Ahora se entienden muchas cosas de las que han ido sucedido en fechas anteriores; la dimisión de Oriol Pujol como diputado autonómico, la marcha de Durán i Lleida de la primera línea de CIU y los cambios en CDC.

Llevamos unos días de consternación permanente por "la carta del ex presidente Pujol", cuyo contenido es de todos conocidos. Ahora se entienden muchas cosas de las que han ido sucediendo en fechas anteriores; la dimisión de Oriol Pujol como diputado autonómico, la marcha de Duran i Lleida de la primera línea de CiU y los cambios en CDC. Nada es casual ni voluntario, todo tiene su explicación y ésta nada tiene que ver con la versión oficial que han dado los distintos portavoces, como estamos comprobando. Hace tiempo que llueve sobre mojado y los medios de comunicación lo han venido diciendo, pero son tratados "como infundios de la caverna mediática" que quieren hundir a Catalunya. La habilidad de Jordi Pujol de asociar Catalunya a su persona ha calado en esta sociedad y una inmensa mayoría de ella no se creían las informaciones de la prensa "carroñera" que lo único que quería era terminar con "Catalunya", pero lo cierto es que la verdad es hija del tiempo.

Todo parte del increíble caso de Banca Catalana que si no se hubiera cerrado con el carpetazo que se le dió, con claros indicios de fraude, las cosas hubieran cambiado y posiblemente no se hubiera llegado a la situación actual. Recordemos que en noviembre de 1986, el pleno de la Audiencia de Barcelona rechazó el procesamiento contra Jordi Pujol al estimar que no había indicios racionales de criminalidad en la actuación del que ya desde mayo de 1980 era presidente de la Generalitat de Cataluña: 33 magistrados votaron en contra de procesar a Pujol, mientras 8 se pronunciaron a favor. Pujol salió absuelto pero no estaba solo en esta operación , había más implicados en la querella que con el tiempo se fueron de rositas porque el caso fue archivado, pese a que se les acusaba de la compra irregular de valores inmobiliarios, con dinero de la «caja b», para financiar distintas operaciones gravosas para la entidad, que terminó siendo intervenida en 1982. Los fiscales también sostenían, entre otros hechos, que Pujol y el resto de consejeros habían repartido 516 millones de pesetas en dividendos, entre 1974 y 1976, cuando el banco ya tenía importantes pérdidas. Pero la gente ha dejado de creer en la equidad, porque la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más fuerte., como decía Platón . El suceso fue calificado de escándalo con mayúsculas, pero no pasó de eso. ¡Todo por Catalunya! Pero el largo mandato de Pujol ha estado salpicado de episodios " nada claros" como el caso Casinos, el caso Palau y más de un consejero suyo ha salido salpicado. La lista es larga , vergonzosa e incompresible y en esto no se salva ni su socio de gobierno UDC. Pero nunca ha pasado nada , se han tapado las "vergüenzas" y ¡ todo por Catalunya! La total impunidad con la que han actuado es impensable en cualquier otro país europeo .Los Prenafetas, Alavedra, Cullell, Planasdemunt, Jaume Roma, Ignasi Farreres , entre otros han hecho de su cargo un sayo hasta que la justicia les ha metido mano , eso si, una mano pequeña . . Solo los dos primeros, que se tengan noticias , han seguido en los "negocios" con la complicidad /sociedad de más de un alcalde de PSC, PP y CIU.. , solo hay que acordarse del caso Pretoria, que se quedó solo en Santa Coloma y poco más , pero el día que se conozca el alcance real, es decir la tela de araña trazada en el área metropolitana, más de un alcalde puede perder su sillón y algo más. Pero no olvidemos que de la etapa de Jordi Pujol, Prenafeta y Alavedra hay muchos "hijos políticos" que les deben su carrera, su casa y su buen vivir , empezando por el actual presidente de la Generalitat, Artur Mas, nombrado por el propio Pujol sucesor suyo. Pero no es el único. Varios consejeros actuales han estado protegidos por ellos. Lo mismo que el círculo del Piñol, cuyos componentes han sido nombrados , con total obediencia, por el propio Oriol Pujol Ferrusola; el elegido , destinado a ser presidente de la Generalitat por obra y gracia de su progenitor, tras el paso "fugaz" de Mas por ella. Su único mérito, ser el hijo del dueño de Catalunya. Así lo había planificado la familia, y así se debía hacer. Pero no siempre las cosas salen como se planifican y en política dos más dos no son cuatro, sino que depende de muchas otras cosas. El final, ya lo conocen ustedes... Todos los que de una manera u otra han estado con ellos ocupando un cargo público ¿van a marcharse también?, o sencillamente, CIU ha decidido sacrificar a los que ya están muertos y los demás se van a ir de rositas, porque el tema no van con ellos, y pasaban por allí, sin saber lo que estaba ocurriendo a su alrededor Si quieren hacerlo bien, lleven a cabo una limpieza a fondo, sean "transparentes" y en este entierro aprovechen el coche fúnebre para meter en él a alguno más, porque los recortes no hacen posible contratar otro coche más adelante , sino ,las urnas les pasarán más factura aún, porque hay que alejar la opinión que tienen la ciudadanía de que la política es la cara de la corrupción.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil