domingo, 22 de octubre de 2017 17:43
Opinión

Muerte temprana

Lilia Cisneros Luján
Lilia Cisneros Luján
Periodista Mexicana

En un mundo donde millones de niños ?es decir menores de 18 años- juegan a la guerra, desde la edad preescolar, son víctimas de agresores en la escuela o el barrio o de plano son reclutados ?se estima cerca de 300 mil niños activos en 17 países- por alguna de las partes involucradas en pasiones bélicas, el fallecimiento de casi 200 de estos en Palestina por la ofensiva Israelí contra Gaza parece a algunos "pecata minuta". ¿Se acaba la culpa porque sean los afines a Hammas quienes "los usan como escudos"? ¿Supone un triunfo que numéricamente sean mucho menos los niños israelíes, que han fallecido por las agresiones de Hammas? ¿Se justifica esta masacre por el derecho a defender un territorio?

En un mundo donde millones de niños ?es decir menores de 18 años- juegan a la guerra, desde la edad preescolar, son víctimas de agresores en la escuela o el barrio o de plano son reclutados ?se estima cerca de 300 mil niños activos en 17 países- por alguna de las partes involucradas en pasiones bélicas, el fallecimiento de casi 200 de estos en Palestina por la ofensiva Israelí contra Gaza parece a algunos "pecata minuta". ¿Se acaba la culpa porque sean los afines a Hammas quienes "los usan como escudos"? ¿Supone un triunfo que numéricamente sean mucho menos los niños israelíes, que han fallecido por las agresiones de Hammas? ¿Se justifica esta masacre por el derecho a defender un territorio?

El tema de los niños heridos [1] huérfanos, desplazados, violentados laboral o sexualmente, no es solo de la época actual. Infinidad de novelas, reportajes, historias se han producido para mostrarnos una violencia que empieza desde el hogar [2] se asimila en el barrio, la escuela y de manera preponderante en los medios de comunicación lo mismo televisión, juegos bélicos, películas etc.

Si del lamentable accidente del avión malasio, hay que puntualizar que los "perversos rusos" apoyando a separatistas asesinaron a 85 niños el tema será repetido hasta la saciedad ?como estrategia mediática a favor de una de las partes- sin que ello les vuelva a la vida, como tampoco ocurrirá con los bebés de la guardería ABC, ni con los anónimos niños mexicanos secuestrados ?en muchos casos por familiares- desaparecidos o reclutados por las mafias. ¿Es mucho o "normal" más de un millón de chicos muertos en confrontaciones armadas en el mundo? [3]¿Cuántos miles de niños están siendo agredidos en el planeta por ser migrantes solos o acompañados? ¿Apenas descubrieron este drama en la frontera de Estados Unidos? ¿Alguien lleva la cuenta de niños separados de su familia en Europa y otros continentes a causa de la migración o el desplazamiento por conflicto bélicos?

Por si no fuera suficientes los cientos de miles de niños explotados laboralmente por empresas transnacionales en China, India y otros países o la niñas vendidas como objeto para el turismo sexual en Brasil y alderredor del mundo, otro crimen disfrazado con máscaras de bondad agrede a la infancia y son los cometidos por las organizaciones ?mayormente privadas- que supuestamente les defienden. El tema es harto controversial. En México el INPI de doña Eva Sámano de López Mateos, recogía niños que deambulaban en las calles haciendo contacto con la familia procurando que estudiaran y se desarrollaran en un ambiente sano, bien fuera institucionalmente o con alguna familia adoptiva.

Con la tendencia privatizadora el Estado abandonó, al igual que con otros muchos programas, el tema de la Infancia; dándose fuerza inaudita inclusive para el control, a grupos como las Junta de Asistencia Privada [4] que indudablemente favorecen a los parientes o conocidos del dirigente en turno o las fundaciones de mayor poder económico o político. En decisiones reactivas como las que prevalecen en todo el gobierno del país por el escándalo del albergue defendido por los Fox y vituperados por los enemigos de ellos, algunos legisladores "exigen y se proponen" revisar el funcionamiento de los albergues; habría que sugerirles que empiecen por los que aun quedan en el DF y que están igual o peor que el de mamá Rosa y que sigan por un honesto examen de conciencia a ver si están en condición de arrojar piedras. Tiempos hubo ?en época de Cárdenas como jefe de gobierno- que se tomó la decisión de revisar la ley de asistencia privada del DF, ante el cúmulo de abusos y decisiones autoritarias que el entonces presiente de la misma cometía. Hoy a 17 años de distancia las cosas no están mejor, muchas organizaciones de plano han decidido cerrar y negar la ayuda que antes daban, su bienes ha sido robados por la JAP, y la gente a la que beneficiaban -en un buen número de casos hablamos de niños- se quedó sin alternativas.

Así las cosas lo que pudo haber sido un campo fértil y productivo para el trigo, me refiero a la intención humana de ayudar al prójimo, se ha convertido como en el caso de mamá Rosa, en proliferación de cizaña que resulta en abundancia de lo malo ?contiendas entre pares, autoritarismo de gobernantes, aumento de miseria de los asistidos y prevalencia coyuntural de las mafias- que al igual que en Gaza o países con revoluciones internas como en Europa del este o África, terminan cegando la vida de niños que desde bebés parecen nacer con una sentencia de muerte temprana. ¿Que vas a hacer tú ante este panorama que podría alcanzar a tus hijos o nietos? Creo que lo mínimo que nos corresponde a cada quien, es informarnos para evitar ser simples peones en el ajedrez de los intereses mundiales. Hay una gran diferencia entre ingenuo e inocente. Indaga, analiza y donde te sea posible externa tu opinión valiente, quizá alguno de los ineptos que tiene como responsabilidad tomar decisiones lo haga de una manera más humanitaria por haberte escuchado.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil