miércoles, 18 de octubre de 2017 18:43
Politica

CiU y ERC rechazan en el Parlament la reprobación de Boi Ruiz

|

CiU y ERC han rechazado este jueves una moción de ICV-EUiA que pedía la reprobación del conseller Boi Ruiz porque su gestión al frente del Departamento de Salud ha provocado "una reducción de la calidad asistencial y la degradación de los servicios sanitarios de titularidad pública".

El texto rechazado también responsabilizaba al conseller del aumento de los tiempos de espera y de la precarización de las condiciones de trabajo de los profesionales "propiciando su huida del sector y poniendo en riesgo la necesaria continuidad y renovación generacional".

La reprobación del conseller se ha rechazado con los 68 votos en contra de CiU y ERC y pese a los 62 votos a favor de PSC, PP, ICV-EUiA, C's y la CUP; la diputada de CiU Meritxell Borràs ha lamentado que algunos partidos de la Cámara "utilicen la sanidad pública para hacer política de la peor" y ha defendido la labor del conseller, asegurando que Catalunya, por ejemplo, está en la parte baja de las comunidades que cierran camas de hospital.

La diputada de ICV-EUiA Marta Ribas ha expuesto que, pese al rechazo de la reprobación, hay una "amplia mayoría" en la Cámara que considera que el conseller no lo está haciendo bien, y ha criticado que CiU y ERC centren toda su atención en el proceso soberanista y no atiendan, a su juicio, a cuestiones sociales.

CiU y ERC también han sumado sus votos para rechazar otro punto de la moción que pedía al Govern asumir el compromiso de recuperar en un máximo de tres años "los 1.600 millones de euros recortados en gasto sanitario de 2010 a 2014, así como el gasto per cápita".

También se ha rechazado otro punto de la moción que pedía garantizar la continuidad del Institut Català de la Salut (ICS) como "entidad íntegramente pública, sujeta al control y gestión administrativas, dotándolo del presupuestos suficiente y necesario para garantizar y mantener la actividad asistencial a la que está obligado legalmente".

LISTAS DE ESPERA

Por otro lado, el Parlament ha aprobado una moción de ERC en la que se expresa la voluntad de la Cámara catalana "de reducir las listas de espera como medida para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad del sistema sanitario".

La moción insta al Govern a publicar las listas y tiempo de espera de intervenciones quirúrgicas y pruebas diagnósticas de cada uno de los centros de Catalunya semestralmente, garantizando su publicación "no más tarde de 30 días después del cierre de cada semestre".

En el texto se pide al Ejecutivo catalán que precise la lista y el tiempo de espera medio de cada uno de los procedimientos y para cada uno de los centros, algo que, según los republicanos, debe "mejorar la transparencia del sistema sanitario catalán".

Pese a que la presentación sea semestral, la moción precisa que, a partir del 1 de enero de 2015 se recogerán estos datos de "forma mensual y abierta", para que se pueda mostrar la variabilidad mes a mes.

La moción también pide proporcionar a los pacientes la fecha aproximada de intervención o número de orden dentro de la lista de espera de intervenciones quirúrgicas, siguiendo las recomendaciones que sobre este ámbito ha formulado el Síndic de Greuges.

La diputada del PP Eva García ha criticado que la moción de ERC estaba enfocada únicamente a "lavar su mala conciencia" por las políticas sanitarias que hace el Govern de CiU al que ERC apoya, mientras que la diputada de C's Carme Pérez ha avisado que no se puede servir a dos señores, avalando los presupuestos de la Generalitat y a la vez criticar los recortes.

La diputada de ERC Alba Vergés ha dicho que "no son aceptables ciertas situaciones de colapso en urgencias", y ha replicado al PP que el principal problema de la sanidad catalana es el ahogo financiero que, a juicio de los republicanos, el Estado somete a la Generalitat.

BRONCA EN EL PÚBLICO

El debate de la moción ha vivido un instante de tensión cuando representantes de las asociaciones de vecinos de L'Hospitalet de Llobregat y usuarios del Hospital de Bellvitge han abandonado el hemiciclo entre reproches a la diputada de CiU Meritxell Borràs.

La protesta de parte del público mientras abandonaba el hemiciclo ha obligado a parar el pleno unos momentos mientras la presidenta del Parlament, Núria De Gispert, les pedía silencio antes de que un micrófono abierto captase un comentario en el que decía: "Es vergonzoso, ¿eh? Invitar a esta gente...".

A la salida del hemiciclo, representantes de las asociaciones de vecinos de L'Hospitalet de Llobregat han explicado que se han marchado del pleno disgustados con las intervención de Borràs, y han acusado a "algunos diputados" de no ser conscientes de la realidad que se vive en la sanidad catalana.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil