jueves, 24 de agosto de 2017 01:21
Sociedad

El Consejo de Seguridad votará este lunes una resolución de condena del aparente derribo del MH17

|

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas votará este lunes una resolución de condena del aparente derribo de un avión de pasajeros de la compañía Malaysia Airlines cuando sobrevolaba el este de Ucrania, así como solicitar que los responsables rindan cuentas y que los grupos separatistas prorrusos no alteren la integridad del lugar en el que cayó la aeronave.

A pesar de que Rusia ha participado en las negociaciones con los otros catorce países miembro del organismo sobre la resolución --presentada por Australia, país al que pertenecían 28 de los fallecidos--, no está claro si apoyará su versión final.

En un aparente intento para lograr el respaldo de Moscú, la resolución describe el incidente como una "caída" del avión y no como un "derribo", según ha informado la agencia británica de noticias Reuters.

El borrador "pide a todos los responsables del incidente que rindan cuentas y que todos los estados cooperen totalmente con los esfuerzos para establecer la responsabilidad", al tiempo que "solicita a todos los estados y actores en la región que cooperen en la investigación internacional".

Asimismo, "expresa su grave preocupación por las informaciones sobre acceso insuficiente y limitado al lugar del accidente", por lo que "pide a los grupos armados que controlan la zona que no lleven a cabo ninguna acción que pueda comprometer la integridad del lugar (...) y que garanticen el acceso seguro, total y sin restricciones a las autoridades investigadoras".

Por último, "insiste en que los cuerpos de las víctimas sean tratados de manera digna, respetuosa y profesional" y "pide a todas las partes que garanticen que esto ocurre de forma inmediata".

Muchos de los cadáveres de las 298 personas que iban a bordo del vuelo siguen esparcidos en la estepa ucraniana, mientras que otros han sido cargados por los separatistas en vagones refrigerados en una estación de tren cercana.

El Ejecutivo ucraniano ha culpado a los separatistas de haber derribado el avión con un misil-tierra aire. Por su parte, el primer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Alexander Borodai, ha dicho que la caída de la aeronave se debió a una acción de la Fuerza Aérea ucraniana.

El viceprimer ministro ucraniano, Volodimir Groisman, ha asegurado en rueda de prensa que en el tren hay ya 192 cuerpos y ocho restos más, pero ha indicado que los separatistas aún no han autorizado que el tren se mueva.

Los rebeldes han respondido apuntando que Kiev ha retrasado la llegada de los expertos y que no pueden hacer nada hasta que éstos accedan al lugar del siniestro. "Por ahora se quedan aquí hasta que se resuelva la cuestión" de qué hacer con los restos, ha indicado un responsable de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Sergei Kavtaradze. "Estamos esperando a los expertos", ha argumentado.

Otro dirigente separatista, Andrei Purgin, ha afirmado con sarcasmo que los investigadores deben estar viniendo "andando desde Kiev" en referencia a la tardanza de su traslado a la zona.

"Es muy difícil obtener un visto bueno por escrito (...) para que movamos los cuerpos (...) para garantizar que después no puedan decir que nosotros, salvajes, hemos dejado a la gente a pleno sol", ha argumentado.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil