domingo, 17 de diciembre de 2017 20:45
Economía

La Generalitat consigue refinanciar 1.000 millones de euros

|

Este mes expiraba un crédito sindical que fue concedido a la Generalitat hace cuatro años con el anterior Govern. Ante la dificultad del Govern de poder hacer frente a este pago, el conseller Mas Colell consiguió esta semana llegar a un acuerdo individual con cada una de las entidades financieras implicadas que pese a algunas reticencias iniciales han acabado firmdo un pacto de refinanciación. 

Este acuerdo consigue dar un balón de oxigeno a las arcas públicas de la Generalitat que con serias dificultades logran mes a mes hacer frente a los pagos comprometidos con los funcionarios dependientes y con aplazamientos con los proveedores que en la mayoría de los casos superan los plazos establecidos por ley en 90 días naturales.

En toda esta negocición la entidad bancaria que más reticencias ha puesto a la hora de renegociar la deuda contraida por la Generalitat a través de este crédito sindicato parece ser que ha sido el BBVA aunque finalmente ha claudicado y de forma individual como el resto de bancos implicados. De hecho en febrero el BBVA ya había anunciado que tenía intención de reducir su exposición crediticia con la Generalitat. Por eso el banco planteaba que fuera el Tesoro quien asumiera el sindicado. En cambio, otras entidades ya le habían dado el visto bueno a la Generalitat para renovar el préstamo por un año más. Los firmantes del crédito sindicado eran diez, si bien algunas de esas entidades han desaparecido fruto de la crisis bancaria que ha derivado en numerosas fusiones y adquisiciones. BBVA es la que tenía un mayor volumen ya que a parte de sus 350 millones, al adquirir Unnim se quedó con los 10 millones de la antigua caja. CaixaBank participaba con 350 millones, Bankia heredó los 75 millones de Caja Madrid, Banc Sabadell 70, Banco Popular 50, Novagalicia 50 sumando las participaciones de las dos cajas gallegas fusionadas, BMN se quedó con 35 millones de Caixa Penedès mientras que Catalunya Banc mantenía 10 millones.

Mas-Colell descartó desde el primer momento la posibilidad de que no se produjera la citada refinanciación. Fuentes próximas al conseller explicaron que la Generalitat siempre ha contado con el apoyo del ministro de Economía, Luis de Guindos, de quien depende el Tesoro. Las dos administraciones coinciden en que existían motivos objetivos para exigir la amortización del crédito. Además las condiciones financieras han mejorado en los últimos meses.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil