martes, 22 de agosto de 2017 09:27
Opinión

JAMES

Andres Madrid
Andres Madrid

En aquellos lejanos tiempos en que ocupaba plaza en micrófono radiofónico, servidor se ganó algún que otro cante por el jefe de programas de turno por pronunciar los nombres británicos castellanizando su pronunciación.

En aquellos lejanos tiempos en que ocupaba plaza en micrófono radiofónico, servidor se ganó algún que otro cante por el jefe de programas de turno por pronunciar los nombres británicos castellanizando su pronunciación. Así, presentaba los discos de "Jon Robles" o intentaba entusiasmar a los oyentes con los buenos ritmos de la "Cledence Clervater Revival".

No se trataba de herir la sensibilidad de los anglófonos que intentaban aprender la lengua de "Chaquespeare" en la academia "Berliz"; el español es un ser que nace, crece, se reproduce y muere intentando hablar inglés; o en "Brian" que era la competencia. Creo que lo hacía, más que nada, por epatar y llamar la atención de los oyentes que dividían su opinión, como en los toros, unos en mi padre y otros en mi madre.

Mira tú por donde, me encuentro en este mundial con un futbolista que dice llamarse "James", tal cual, que no gusta de la versión inglesa de su nombre "yeims" y exige a todo quisque que su nombre es "James".

Adoro a este chaval por el que, según parece, se pelean los equipos más punteros, aunque no soy un seguidor del balompié pues nunca me interesaron piernas de varón por muy enjalbegadas que me las pusieren, me declaro admirador de James por su cabezonería en conservar la pronunciación de su nombre tal cual es leída.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil