sábado, 21 de octubre de 2017 03:23
Sociedad

Las urgencias de Bellvitge colapsadas: "Están jugando con la salud de las personas y les da igual"

|

Purificación González (CP).- Internautas, pacientes y trabajadores de los hospitales públicos catalanes lo tienen claro ante el hecho de que este verano se vayan a cerrar 2091 camas hospitalarias en Catalunya: "Están jugando con la salud de las personas" o "seguro que ya están preparando las derivaciones a centros menos colapsados o privados". El caso es que este jueves los pasillos de las urgenicas del hospital de Bellvitge estaban nuevamente colapsados y todo a pesar de que el conseller Boí dice que por estas fechas "la actividad en los hospitales baja".

Cabe recordar sin embargo que en todos los hospitales están en pie de guerra ante este cierre injustificado y arbitrario del conseller. Y en este sentido el personal y los usuarios del Hospital de Bellvitge, registraron este miércoles en el Parlament 21.900 firmas contra el cierre de camas en el centro, un cierre que, según la Junta de Personal, asciende hasta casi 200 camas y acaba con la derivación de actividad pública a la privada.

En este sentido los promotores de la recogida de firmas censuran que tras el cierre de camas y quirófanos y la no contratación de personal se esconde "una voluntad de cambiar el modelo sanitario" en Catalunya, y han abierto negociaciones con los grupos parlamentarios para impulsar una propuesta de resolución en la Comisión de Salud contra los recortes en Bellvitge.

En Vall d'Hebrón cesan al jefe de Urgencias

Mientras esta misma semana hemos asistido a la destitución del jefe de urgencias, de Vall d'Hebrón Xavier Jiménez al quién ha salido a defender el Sindicato de Médicos de Catalunya que ha calificado su cese como una clara represaría después de que el facultativo denunciará un empeoramiento de la calidad asistencial de la atención en las urgencias de este gran hospital en una carta a los responsables del departamento de Salut, al Institut Català de la Salut y a su propio centro. "Hemos llegado a tener pacientes durante cinco días pendientes de ingreso", reconoció el jefe de urgencias, Xavier Jiménez.

Las urgencias del hospital general de Vall d'Hebron atienden cada día a entre 250 y 300 pacientes, según sea verano o invierno. Aunque sorprendentemente, este mes de junio la estadística se ha parecido más al invierno (270 de promedio). De ellos, alrededor de 40 suelen quedarse ingresados. "Pero la disponibilidad de camas actual del hospital deja cada día un promedio de tres de esos pacientes sin cama. Cada día, otros tres. Ayer, tras un puente de bajón de pacientes, amanecimos con 55 pendientes de ingreso y de ellos cuatro estaban desde el día 23 y trece desde el 24. Hemos llegado a tener 120 personas esperando cama", explicaba el doctor Jiménez.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil