sábado, 16 de diciembre de 2017 16:02
Sociedad

El juez que instruye la causa por el crimen de Asunta rechaza nuevas pruebas

|

El juez que instruye la causa por el crimen de la niña Asunta Basterra Porto, cuyo cadáver fue hallado en septiembre del año pasado en una pista forestal, ha rechazado nuevas pruebas y ha citado para el próximo viernes a los padres adoptivos de la menor, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra.

En sendos autos hechos públicos este lunes, el titular del Juzgado de Instrucción Número 2 de Santiago de Compostela, José Antonio Vázquez Taín, rechaza las diligencias de prueba solicitadas por las partes para la audiencia preliminar por considerar que son "innecesarias" y a algunas incluso se refiere a ellas como "dilatorias". Asimismo, defiende que esas pruebas no interfieren sobre la decisión acerca de la apertura de juicio oral.

Rechazadas las diligencias de prueba solicitadas por las partes, el juez Vázquez Taín fija para el próximo viernes la vista preliminar, el último acto antes de que el instructor decida sobre la apertura de juicio oral y el caso pase a la Audiencia Provincial de A Coruña al cerrarse definitivamente la instrucción sobre la causa.

Según la Ley del Jurado, el próximo viernes se oirá a las partes sobre la procedencia de la apertura del juicio oral y sobre la competencia del Tribunal del Jurado para el enjuiciamiento de este crimen. Concluida la audiencia preliminar, en el mismo acto o dentro de los tres días siguientes, el juez dictará auto por el que decidirá la apertura o no del juicio oral.

La resolución por la que se acuerda el sobreseimiento es apelable ante la Audiencia Provincial, mientras que la que acuerda la apertura del juicio oral no es recurrible, según la normativa vigente.

PRUEBAS RECHAZADAS

Las pruebas que rechaza el juez y que había propuesto el abogado de la defensa de Rosario Porto están relacionadas con la investigación sobre la fabricación y distribución de las cuerdas con las que supuestamente la niña fue atada.

El instructor apunta que en España no se utiliza uno de los componentes de tintado de las cuerdas halladas junto al cadáver, por lo que señala que "la cuerda es muy extraña" y agrega que ya ha quedado acreditado que únicamente coincide con la de la papelera y la de la despensa, no con otras encontradas en otros registros, pese a que "visualmente parecen idénticas".

El juez también defiende las documentales gráficas incorporadas "de forma aséptica", por lo que subraya que se demuestra "una vez más que toda la instrucción ha sido realizada desde la más exquisita postura de neutralidad e imparcialidad".

Respecto a otra de las pruebas solicitadas por el abogado de Rosario Porto, el magistrado reconoce que sobre este crimen se han cometido "palmarios excesos por los medios de comunicación", pero ve "inadmisible" que se introduzcan dichas actitudes en el procedimiento. Finalmente, el juez también deniega otros informes sobre las causas de la muerte de la menor.

ORDENADOR DE BASTERRA

Por su parte, una de las pruebas rechazadas que solicitaba la defensa de Alfonso Basterra se refería al disco duro del ordenador del padre de Asunta que permaneció en paradero desconocido. El juez admite que existen indicios a apuntan a alteraciones en el disco duro e indicios que apuntan a que no.

No obstante, en otro auto por el cual el juez desestima el recurso de reforma presentado por la abogada de Basterra, el instructor reprueba que pretenda "victimizar" a su cliente. "Las verdaderas razones por las que Basterra ocultó el ordenador las conoce él. Lo que no puede negar es que ocultó el ordenador", concluye Vázquez Taín.

En opinión del instructor, dos huellas en un disco duro que se ha usado durante años "parece algo poco posible". "No se ha constatado, ni mucho menos, que Basterra no tuviera nada que ocultar. Pero ha de ser el jurado el que lo determine", apunta.

Otras pruebas que habían sido solicitadas se refieren a la indumentaria de una actuación de ballet que vestía la niña en las fotografías recuperadas de dispositivos de los padres y al análisis de la agenda y memoria USB de la menor, que el juez rechaza por vulnerar su intimidad.

Asimismo, también deniega nuevos análisis sobre los teléfonos que activaron repetidores en la zona donde apareció el cadáver y una nueva reconstrucción del hallazgo del cuerpo por considerarlo "inútil", puesto que ha quedado claro que en la zona "estaba muy oscuro" y era "muy difícil" verlo.

Los padres adoptivos de Asunta permanecen en prisión provisional desde el pasado mes de septiembre por su vinculación con el asesinato de la niña. La Fiscalía ha solicitado 18 años de prisión para cada uno como coautores de un delito de asesinato, frente a los 20 años de cárcel para cada uno que solicita la acusación popular, ejercida por la Asociación Clara Campoamor.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil