sábado, 19 de agosto de 2017 20:49
Sociedad

Baltar niega haber recibido dinero de Vendex y asegura que no conoce "de nada" a la cúpula la empresa

|

El expresidente de la Diputación de Ourense y del PP en esta provincia, José Luis Baltar Pumar, ha rechazado haber recibido dinero de Vendex e incluso ha negado conocer a ninguno de los miembros de la cúpula de este grupo empresarial.

Vendex presta servicios en diversas ciudades gallegas y se sitúa en el epicentro de la Operación Pokémon, que investiga una supuesta trama de sobornos a políticos para obtener concesiones de servicios públicos y renovarlas a lo largo de los años.

Tras declarar durante unos 20 minutos ante la instructora de esta causa, la jueza Pilar de Lara, el político ya retirado ha apuntado que salía "sonriente y encantado" y "muy satisfecho" después de prestar declaración por un tema del cual "desde el primer momento" él sostuvo que "no tenía nada que ver". Así, ha llamado la atención sobre el hecho de que "no fue tan largo" el interrogatorio.

Baltar, que aseguro que respondió "a todas las preguntas" de la jueza, ha negado que, como apunta un informe de Vigilancia Aduanera, hubiese percibido 6.000 euros de directivos de Vendex en la campaña de las elecciones municipales de 2011. Esta acusación provocó su imputación por cohecho, junto a otras 17 personas, que ya tuvieron que presentarse ante la jueza instructora la semana pasada.

"Por supuesto que no los cogí, y además, si los hubiera cogido, me acordaría. De eso no me olvido. Si fuera pagar un café no", ha bromeado con los medios de comunicación. Asimismo, también ha negado cualquier relación con los directivos de Vendex.

"Ninguna absolutamente. Yo si me lo señaláis por aquí sabré que es de Ourense, pero que es Adrián Cordero ni idea, porque no sé quién es. Y menos José María Tutor, ni Gervasio (Rodríguez Acosta). No los conozco de nada porque nunca hablé con ellos", ha afirmado el exbarón 'popular' sobre el gerente de la empresa en Ourense, el delegado en Galicia y el máximo responsable del grupo empresarial.

PINCHAZO TELEFÓNICO

No obstante, Baltar Pumar sería "El Viejo" en las escuchas telefónicas que los investigadores emplean para su informe. La supuesta entrega de 6.000 euros durante la "ruta del bacalao", nombre con el cual los directivos de Vendex aludían a los repartos a políticos, se habría producido el 20 de mayo, dos días antes de las municipales de 2011.

Acerca del pinchazo telefónico que suscita su imputación, Baltar ha recordado que en el momento en que se produjo ya no era presidente del PP de Ourense, aunque sí presidía aún la Diputación Provincial. "Yo dejé la presidencia del partido en el congreso de enero de 2010 y estos hechos se refieren a 2011", subrayó.

"A VAQUIÑA POLO QUE VALE"

Preguntado si aún podía seguir "gobernando" en el PP pese a que el responsable fuera su hijo, replicó, con sorna: "También dicen que gobierno ahora, pero no es cierto". "Cada uno quiere mandar en lo suyo. Esto pasa como alguno que pensaba que cuando se marchó iba a seguir gobernando y que yo no iba a hacer nada, pero pronto le dije que la vaquiña por lo que vale", sentenció.

Al respecto, su abogado ha señalado que "todavía es demasiado pronto" para que se proceda a retirar la imputación por cohecho contra José Luis Baltar, aunque ha apuntado que confía en que se levante "cuanto antes".

El político 'popular' ya retirado no pudo declarar el pasado lunes porque tuvo que asistir al juicio desarrollado durante toda la semana contra él por supuesta prevaricación en relación a 104 contratos formalizados en fechas próximas a cuando se celebró el congreso en el cual cedió el bastón de mando del PP de Ourense a su hijo, actual presidente también de la Diputación Provincial.

Por ello, Baltar ha bromeado esta mañana con los medios de comunicación al decir que estaba "acostumbrado" a este tipo de circunstancias. "No hay problema ninguno", ha afirmado y, preguntado si estaba cansado de tanto procedimiento, respondió que tuvo "dos días de descanso, sábado y domingo".

"Lo que le toca a todos los obreros. Trabajas la semana, descansas sábado y domingo y el lunes vuelves a empezar a trabajar", afirmó José Luis Baltar, quien en la causa que instruye Pilar de Lara está imputado por un supuesto delito de cohecho.

A su salida del edificio judicial, Baltar volvía a ironizar al señalar que no se siente "cansado" de tanta "agitación judicial", puesto que ahora lleva "mucho tiempo descansado como jubilado". "No hago nada. Me vino una semana, la pasada, de trabajo, descansé como los buenos obreros el sábado y el domingo, hoy vuelvo a empezar y si hay que trabajar toda la semana, sin problema ninguno. Para eso estamos", insistió tras declarar ante Pilar de Lara.

"ME FUI PORQUE QUISE"

Además, quiso dejar claro que aún se encuentra "con fuerzas" y seguidamente volvió a incidir en que él se fue de la política porque le dio "la gana". "No porque me echaran. Me fui porque quise", remarcó.

Preguntado también sobre si su hijo le "da ánimos", dijo que no quiere que el actual presidente del PP de Ourense y de la Diputación Provincial, José Manuel Baltar, "participe para nada". "Le dije desde el primer momento que no se pillara ni un solo dedo por mi, que yo me defendía solo que no necesitaba apoyo de nadie porque tengo la conciencia tranquila", expuso.

"Pasé por Ourense y aún no tuve ningún incidente, ni nadie me abochornó, ni me insultó, ni me llamó la atención, ni me dijo nada. Yo ando por Ourense y para llegar de un sitio a otro me lleva toda la mañana porque tengo que parar con todo el mundo y tengo que hacer una lista para tomar cafés porque si no tendría que tomar 300. Voy en septiembre u octubre dando citas para tomar café", presumió entre risas.

Baltar Pumar abandonaba los juzgados lucenses poco después de las 11.00 horas, después de que hubiese llegado al filo de las diez de la mañana, acompañado de su abogado y en un Citroën negro que no conducía él.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil