viernes, 20 de octubre de 2017 03:45
Opinión

CALDITO DE POLLO

X X
X X

Tuvo que dar explicaciones el alcalde de Tarragona, José Félix Ballesteros, que con certificado en mano quedó limpio de sospecha del cobro de sobresueldos. Y también lo hizo el de Mataró, Joan Mora i Bosch.

Tuvo que dar explicaciones el alcalde de Tarragona, José Félix Ballesteros, que con certificado en mano quedó limpio de sospecha del cobro de sobresueldos. Y también lo hizo el de Mataró, Joan Mora i Bosch, quién henchido de indignación, a pesar de que él, sí percibió retribución adicional de la Federación de Municipios de Catalunya, abanderó la honradez de los alcaldes de CiU que cobraron pero no sabían de la legalidad o ilegalidad de esas percepciones que ahora son miradas con lupa por la fiscalía anticorrupción, curiosamente a pocos meses vista de las próximas elecciones municipales.

El caso es que en la otra Asociación Municipal, la Asociación Catalana de Municipios ( ACM) presidida por Miquel Buch, alcalde de Premià de Mar y a la pertenece Xavier Trias, alcalde de Barcelona o Salvador Esteve actual presidente de la Diputación de Barcelona entre otros miembros de las filas convergentes todo transita plácidamente. ¿Qué curioso no?.

Y es que visto lo visto en nuestro país uno puede ser alcalde, tener una ley de incompatibilidades para percibir sobresueldos, y sin embargo, mientras ejerce de alcalde, si participa en un pleno de por ejemplo la Diputación de Barcelona cobra por pleno y al mismo tiempo como alcalde a final de mes en su nómina. En otras palabras y trasladado al ámbito privado, sería algo así como trabajar lo mismo pero según donde se encuentre uno ese día cobra el doble. Y así los números de lo público nunca le saldrán a cuenta a los bolsillos de los ciudadanos.

Por lo que cabe decirle al alcalde de Mataró, indígnese menos y la próxima vez utilice el sentido común que en su caso debe ser el sentido que menos usa. Porque en definitiva hay muchas cosas legales que simplemente no son éticas ni nada tienen que ver con el espíritu de servicio público. Usted decidió cobrar y por lo tanto, Joan Mora i Bosch, milongas a Fátima que nosotros como ciudadanos hemos dejado de "chuparnos el dedo" desde que comenzó la crisis .

En fin, que está visto, que tanto si metes un gallo o una gallina en una olla llena de agua y lo pones a fuego lento lo que obtienes siempre es caldito de pollo. Como el que se ha formado por la falta de honradez, sentido común y ética política en una de las dos asociaciones municipales catalanas.

COMENTAR


Más opinión
Opinadores
Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil