lunes, 23 de octubre de 2017 15:31
Politica

Sarkozy denuncia la "instrumentalización política de una parte de la justicia"

|

El expresidente francés Nicolas Sarkozy ha denunciado la "instrumentalización política de una parte de la justicia", tras haber sido imputado por corrupción y tráfico de influencias después de pasar varias horas en detención preventiva durante su interrogatorio en Nanterre.

"Todo está hecho para dar una imagen de mí que no se ajusta a la realidad", ha afirmado el exmandatario, en una entrevista conjunta concedida a la cadena de televisión TF1 y a la emisora de radio francesa Europe 1.

"Nunca he cometido un acto contrario a los principios republicanos del Estado de Derecho. Ha llegado el momento de que me explique", ha afirmado Sarkozy. El expresidente francés ha hecho estas declaraciones tras haber sido imputado este miércoles por corrupción y tráfico de influencias después de quince horas de interrogatorio en Nanterre. El arresto de Sarkozy supone un hecho inédito en Francia, donde nunca antes había sido detenido un expresidente.

Sarkozy ha asegurado que esta situación es "lo suficientemente grave" como para que él haga estas declaraciones, ya que "los franceses deben conocer la verdad" porque se está intentando dar una imagen de él que "no es fiel a la realidad".

Sarkozy, que dice que no tiene nada que reprochar a los policías que se han encargado de su detención provisional durante quince horas el pasado martes, si que se ha mostrado sorprendido con la actuación de las dos juezas que se han encargado de interrogarle durante unas quince horas.

"Estoy profundamente conmocionado por lo que ha sucedido y no pido ningún privilegio. Si he cometido faltas, asumiré todas las consecuencias. No soy un hombre que huya de sus responsabilidades", ha dicho Sarkozy, quien se ha preguntado si no se le podría haber interrogado a otra hora y no en la madrugada del martes al miércoles.

"¿Es normal que se hagan escuchas a un expresidente? ¿Es acaso porque soy yo?", se ha preguntado Sarkozy, antes de plantear qué hubiese pasado si hubiese sido él el presidente y las escuchas se le hubiesen hecho a Hollande.

Además, Sarkozy ha hablado de una "instrumentalización de la justicia" y se ha mostrado muy "sorprendido" por las declaraciones del primer ministro francés, Manuel Valls, ya que "ha mentido al decir que no sabía nada. Esta mañana ha dicho que los hechos son muy graves ¿Qué sabe él? ¿Ha sido informado?", ha asegurado.

Sin embargo, Sarkozy ha dicho que no todos los jueces están involucrados en la "instrumentalización. No confundamos a una pequeña minoria militante y al resto de magistrados, tendré tiempo de hacer valer mis derechos", ha declarado respecto a las juezas que se encargan de su caso.

Sobre los hechos de los que se le acusa, Sarkozy se ha referido a unas escuchas con Thierry Herzog que "no han salido en la prensa" en las que el expresidente dice que "no tendrá ninguna intervención". Ante esto, ha preguntado a los entrevistadores: "¿Dónde está la corrupción?¿Dónde está el tráfico de influencias?". Sarkozy ha hecho hincapié en que la finalidad de las acusaciones en su contra es "difamarle" y "humillarle".

Preguntado sobre si su imputación le hará plantearse su futuro político, ha declarado que, aunque es algo que tendrá que decidir a principios del mes de septiembre, "sabe la inquietud y sufrimientos de los franceses" y no es un hombre que se "desaliente" ante las "manipulaciones políticas", dando a entender que podría volver a presentarse para liderar su partido, la UMP.

COMENTAR


Pressdigital
redaccion@pressdigital.es
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Condiciones de uso Consejo editorial version mobil